Las personas nos movemos por tendencias sociales, por modas. También los avances tecnológicos nos traen nuevas herramientas que modifican nuestros hábitos y costumbres. Si enfocamos nuestra mirada sobre el fenómeno blog podríamos decir que su mejor época ya pasó? Es cierto lo que gritaban alguno hace 2 años que el blog había muerto?

Las redes sociales se han convertido en nuevos balcones desde donde contar al mundo lo que nos apetezca, son fáciles de usar, conectas con mucha gente en seguida (factor humano, cercanía, relaciones sociales, desvirtualización…). El microblogging también sirve para los que se bastan con 140 letras para expresar una idea, compartir una noticia o avisar de cuando entra y sale de la ducha.

Pero qué pasa con los blogs? Si, ya lo sé, siguen vivos y creciendo cada día más en repercusión e influencia social. Pero ya no es tan habitual encontrar blogs personales, donde las noticias tengan todas una línea de análisis subjetiva, donde la crítica esté por encima de los intereses comerciales… De esos van quedando cada día menos.

En cambio sigue existiendo el mismo concepto de blogger que hace 5 años. Sigue existiendo un perfil de usuario que disfruta compartiendo datos en internet. Unos cuentan todo lo que saben, otros descubren todo lo que sabe el ser humano. Por eso unos bloggers tienen suficiente con el microblogging que permite Twitter, otros con más verborrea y menor capacidad de síntesis se siguen aferrando al blog tradicional.

La ingente cantidad de información que pasa ante nosotros cada día es absolutamente imposible de digerir sin usar herramientas o algún tipo de filtro selectivo. Esa sigue siendo una función desempeñada a la perfección por tu blogger de cabecera.

Somos muchos adictos a la información los que escrutamos, leemos, resumimos y seleccionamos lo mejor que vamos encontrando en la red cada día. Tu papel consiste en encontrar ese blogger con el que compartes gustos, el resto será disfrutar cada día de las delicatessens elegidas por tu editor personal.

Ese es el único nicho que le queda a los blogs personales, o al menos es mi opinión analizando (de forma muy personal) la realidad que rodea al fenómeno blog en España. Los blogs profesionales suelen ser a su vez blogs temáticos. También desempeñan ese rol de “filtro selectivo”, pero de igual manera te encuentras con una lista de 25 blogs temáticos para leer cada día si quieres estar mínimamente informado de cuanto se cuece en este gran océano de información.

Que si, que tienes razón. Que los blogs personales dejan mucha información fuera de tu alcance, pero hazme caso, es tiempo que te ahorras leyendo humo y que puedes dedicar a hacer deporte, jugar con tus hijos o practicar otra afición.

En Soy Plastic hay temporadas en las que el ritmo de publicación decae en exceso, pido disculpas de antemano. Pero créeme, son fechas con tanta saturación de noticias que al final acabas hablando contigo mismo sopesando si tanto humo necesita ser digerido por tooooodos los usuarios de internet.

No, la respuesta suele ser negativa. La gente que sigue agobiándose porque tiene el lector de feeds lleno de actualizaciones sin leer tiene un grave problema. Sus ansias por absorber todo lo que se publica se dan de bruces con la triste realidad de nuestras limitaciones cognitivas. De qué sirve leer todo lo que se escribe sobre un tema? La vida nos va a someter a algún tipo de exámen para comprobar nuestro nivel de conocimientos? No, desengáñate. Es sólo una adicción más, curable, o tal vez no quise decir curable, sino “educable”.

Es muy sano para nuestra mente el estar sometida a estímulos constantes, nuevos retos cada día. Eso es gimnasia para nuestras neuronas y lo agradeceremos dentro de unos años. Pero no quieras ir más allá. Nunca podrás saberlo todo de un tema, siempre habrá otro que sepa más que tú, mucha información del pasado ya nunca la podrás conocer ni la del futuro lejano. En resumidas cuentas, de qué sirve leer tanto cada día? Tal vez deberías ser más selectivo, dedicar horas en encontrar una selección de 4-5 blogs de cabecera que te ofrezcan lo mejor de cada casa, y disfrutar.

Llegados a este punto me respondo yo mismo. Si quedan blogs personales, tiene un gran futuro y su poder de influencia irá creciendo cada día más. Sólo queda encontrar ese selecto grupo de blogs, adelante, mucha suerte.