Cuando un coche encajado en una fachada se convirtió en arte

Vas paseando por una calle de Edimburgo y al pasar por delante de la galería Roxy Art House te encuentras con ésto:

Lo primero que piensas es que un grupo de vándalos ha destrozado ese pobre BMW Serie 3 y que el dueño se va a llevar un disgusto tremendo cuando lo vea. Luego te pones a pensar en cómo lo habrán hecho para meter el coche en ese hueco sin dañar la verja de hierro forjado… Ummm… Ésto se pone interesante.

Y si te digo que ese coche en el agujero es una «obra de arte» creada por Jake Rusby, un estudiante de la Edinburgh College of Art (es el que sale en la foto del centro) que ha llamado la atención a todos los transeuntes que frecuentan la zona. Si el arte busca provocar y llamar la atención, os aseguro que este tal Rusby es todo un artista. Su obra «Joyriding» ha logrado tener repercusión en todos los diarios británicos y ya tiene tantos detractores como fans incondicionales. La lástima es que los niñatos han destrozado el coche, perdón, la «obra de arte» al cabo de unos días y ahora presenta un aspecto descuidado por lo que seguramente la retirarán para guardarla en el almacén, perdón, en el chatarrero.

Pienso que logra lo mismo que Duchamp con su «Urinal«, que dicho sea de paso, es la obra más influyente del arte moderno con un 60% de los votos que se tomaron en una encuesta reciente.

Para mi no es arte, es algo diferente, pero no dejo de reconocer que ha tenido una idea tan original y simple que ha dado en el clavo. Su nombre aparece en toda la prensa, blogs y programas de tv. Si ese era su objetivo real lo ha conseguido, ahora que demuestre su talento.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.