Imaginaros una anciana que en su 100 cumpleaños le regalan su primer ordenador, bueno, lo que quiera que sea un iPad. La reacción es una mezcla de ternura y perplejidad, a su vez tenemos una demostración palpable de lo bien diseñados que están desde el punto de vista de la usabilidad, que hasta una anciana de 100 años sin haber tocado nunca un ordenador, disfruta con la experiencia de probar un iPad.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.