Portada » El Pontificado de la Pederastia

El Pontificado de la Pederastia

A los que nos hemos criado conociendo siempre al mismo Papa (Juan Pablo II), cuando nos hablan del Sumo Pontífice, lo primero que nos viene a la cabeza es un señor mayor, vestido de blanco, bajando la escalera del avión y besando el suelo.

Pero para los chavales que empiezan ahora a tomar conciencia de la sociedad donde les ha tocado vivir, si le hablas del Papa lo primero que le viene a la cabeza son los escándalos por encubrir los casos de sacerdotes pederastas.

Noticias como ésta no ayudan a mantener limpia la imagen de la curia eclesiástica:

El Vaticano justificó el jueves enérgicamente su decisión de no apartar del sacerdocio a un religioso estadounidense acusado de vejar a unos 200 niños sordos en Wisconsin y denunció lo que calificó como una campaña para calumniar al papa Benedicto XVI y sus asistentes.

A mi me pone el cuerpo malo leer estas cosas, primero porque como católico no admito a esta escoria humana dentro de la iglesia, segundo porque el Vaticano debería ser más inteligente en su política frente a los pederastas ya que siempre permanece del lado del agresor en lugar de apoyar a las víctimas. Cuanto tiempo creen que podrán seguir viviendo del negocio que se tienen montado?

Cuantas demandas civiles podrán pagar si salen a la luz todos los casos de pederastia que se han producido en los últimos 30 años? No sé si sabes que los primeros casos de curas pederastas que se hicieron públicos fueron en nuestro país en los años 40 del siglo pasado. Después aparecieron más escándalos en Alemania, Irlanda, EE.UU… De hecho se ha filtrado que las diócesis americanas contaban con fondos para pagar a las víctimas de abusos sexuales y así evitar que se llegara a juicio.

El caso del sacerdote que abusó de 200 niños sordos puede ser la gota que colma el vaso, porque el responsable que ordenó parar el juicio canónico fue el mismísimo Joseph Ratzinger (cuando ocupaba el cargo de responsable de la Congregación para la Doctrina de la Fe). Tanto en el derecho penal como en el derecho canónico el encubrimiento es delito (y pecado) por tanto todos los responsables que supieron del delito y decidieron taparlo haciendo uso del secreto de confesión, podrían acabar frente a un tribunal. También se conoce otro caso en Alemania, cuando Ratzinger era arzobispo de Baviera, que protegió a un abad que poco después acabó con sus huesos en la cárcel por delitos de abusos a menores.

Te imaginas que se produzca una acción civil en EE.UU. y lleve al Tribunal de Estrasburgo a un jefe de estado como es Ratzinger? Un Papa siendo juzgado por encubrir delitos de pederastia?

Creo que después de lo que hizo Pio XII con su negativa a condenar el exterminio judío durante la 2ª Guerra Mundial, ésto es lo más grave que le ha sucedido a la Iglesia en los últimos 100 años.

Me consta que tengo varios lectores sacerdotes, cuando he tocado algún tema relacionado con la religión siempre me habéis dejado vuestra opinión en forma de comentario, así que me gustaría que en este tema también lo hagáis, aunque sea de forma anónima.

El argumento de que son casos aislados es el que utilizo siempre, pero creo que no, no es válido porque el porcentaje de curas pederastas en mucho más elevado que entre la población civil. En la radio hablaban de un 5% de curas pederastas cuando en la población no llega al 0,1% de pederastas. No seamos misericordes con esta basura, a la cárcel a pagar por lo que han hecho y por supuesto fuera de la Iglesia.

Please follow and like us:

4 comentarios en “El Pontificado de la Pederastia”

  1. Partiendo de que Iglesia es una gran empresa es incomprensible su comportamiento. Con su política de secretismo e innacción lo único que consiguen es que sus fieles se empiecen a hacer preguntas y empiecen a dudar y cuidado porque cada vez tienen menos fieles.
    Os imaginais una empresa en la que jamás haya despidos, en que al peor trabajador al que más problemas le causa lo único que le hacen es enviarlo a otro destino.
    Una empresa en la que todo es idílico porque todos los problemas se resuelven callando.
    En la que no trabaja ningún sospechoso de nada.
    Y si, en realidad sus trabajadores son personas, no robots.
    Casos aislados de pederastas.
    Sacerdotes con hijos no reconocidos.
    Sacerdotes en casas de "pecado".
    Sacerdotes quedándose con las herencias de los ancianos a su cargo.
    Sacerdotes vendiendo los bienes de una parroquia (pertenecientes a los vecinos) para aumentar su propias arcas.
    Sacerdotes anunciandose en páginas de contactos.
    Sacerdotes accediendo a subvenciones para hacer restauraciones en Iglesias que nunca se llevan a cabo y depués de haber engordado convenienemente las cuentas.
    etc.etc.etc.etc.etc.etc.
    Todos son casos hechos públicos en medios de comunicación.
    En la Iglesia trabajan personas que pecan y esos no son los peores, los peores son los que cometen delitos y jamás son denunciados por la Iglesia, ni son despedidos y apartados para siempre de su puesto.
    No son despreciados en sermones.
    Por supuesto yo en esta Iglesia no creo.
    Otro capítulo merece las arcas de la Iglesia, lo de Matas a lo mejor hasta nos da la risa.
    ¡Y después hasta son capaces de negarle la comunión a alguien!

  2. A esos cabrones les vale madre lo que hagan sus pinches «santos» a ellos solo les interesa seguir con su cortina de humo y del que teatrito de «santidad» no se les caiga ya que es incomprensible que no se les castigue a esos malnacidos, disculpen mi vocabulario pero es que al leer la noticia de que violaran a 200 niños sordos me enfurece nomas al imaginarme como esas criaturas quedaron marcadas para toda su vida. Ya es tiempo de que la sociedad ABRA LOS OJOS y EXIJA justicia por que si no tambien estariamos siendo parte de esa aberrante gente que se dicen ser los angeles del cielo.

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.