FAIL: No provoques a tu vecino

Pese a mi corpulencia y mi aspecto de mala leche soy el tío más tranquilo y campechano del mundo. Nunca viene mal saber que en caso de apuro en un par de hostias acabas con el tema, pero no por ello voy de gallito por la vida. Es más, sabiendo ésto me toca los cojones ver a los mediomierdas que van de chulos, abusando de los que no se pueden defender (todos recordamos al hijoputa que le daba patadas a la inmigrante en el tren).

Pues bien, este video es de los que te deja relajado al ver como un mediomierda intenta provocar a su vecino, lo busca de mil maneras… Y claro, el que busca encuentra:

No sé si el vecino tuvo un día de suerte y puso en práctica lo único que aprendió en clases de karate o es que el mediomierda era un blandengue que no aguanta ni media hostia.

Un aplauso para ese vecino con más paciencia que el Santo Job pero que al final le dio lo que vino a buscar. Yo haría lo mismo, sólo que no habría sido capaz de aguantar 2 minutos de vejaciones.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.