No sé cómo calificar este tipo de saltos, porque es lo que hacíamos mi hermana y yo en el patio de casa, cuando mojábamos el suelo y nos tirábamos para patinar lo máximo posible. Los guiris le llaman “WaterSlide Jumps“, con su habilidad característica para usar nombres obvios a la hora de bautizar deportes extremos.

Parece que Bruno Krammerl, así se hace llamar el protagonista del salto que verás a continuación, llevaba tiempo preparándose para aprovechar al máximo la capacidad de deslizamiento de una pista de goma mojada con agua y jabón industrial. Preparó un trampolín como los que utilizan los saltadores de esquí y éste fue el resultado:

Espectacular, verdad? He revisado el video una y otra vez y no veo el truco por ninguna parte. Eso si, no tengo la menor duda de que se trata de un video viral. De hecho tengo como candidato a Microsoft Office como responsable detrás de este video.

Vale, ya lo sé, soy el primero que está colaborando con este tipo de campañas publicitarias, pero no me digas que el salto no merece la pena?