Nueva sección: Frases que piden mármol

Para los más fósforos de Carlos Herrera seguro que conocen esa sección que Santi González tiene en el programa, en el que se resaltan frases pronunciadas por alguna «eminencia» y que bajo su irónico sentido del humor deberían ser esculpidas en mármol para perpetuarlas en la historia de la humanidad.

En internet pasa algo parecido ahora que el uso de Twitter se está extendiendo, que algunos usuarios son verdaderos filósofos y algunos de sus tweets merecen (con razón o sólo por puro sentido del humor) que sean tallados en mármol para que nuestros nietos aprendan de estos grandes pensadores.

Dejo claro que esta sección a veces sacará frases geniales y otras usará la sátira para ridiculizar a tanto gurú que hay en Twitter y cuyo ego 2.0 ha crecido más de la cuenta.

Para empezar os dejo este tweet de Juan Luis Hortelano (@jlhortelano) que ha creado mucho ruido entre los usuarios de twitter que se sintieron aludidos:

Empiezo a cansarme del «rollo emprendedor». Por qué alguien que vive de una web es un emprendedor y un taxista o el carnicero no?

Y qué razón tienes Juan Luis, cuanto fantasma 2.o tenemos en internet, que piensa que porque ahora tiene muchas herramientas para dar rienda suelta a su imaginación tienen más valía que el carnicero que sólo sabe de carne y por eso sólo se dedica a cortar carne.

Ya me gustaría ver a mi la cuenta corriente del taxista, el carnicero y esos supuestos emprendedores que todos conocemos, que además tiene blog autofelador y corte de aduladores.

Conozco a varios de estos pseudo-emprendedores que ya tenían este perfil al comienzo del boom de  internet. Eran cabecitas locas con mil ideas en la cabeza, ponían en marcha una tras otra sin cerrar ningún proyecto, sin planes de negocio, sin estructuras… Lo que más les gustaba era ir de una reunión a otra, de evento en evento, con el portátil colgado del hombro y entregando tarjetas de visitas con el logo de su supuesta empresa.

Luego la oficina la tenía en el garage de sus padres, el móvil lo usaban sólo para recibir llamadas porque estaban caninos y no les llegaba ni para cargar saldo en el número. Pero eso si, se ponían a hablar y explicar las bondades de un emprendedor y te dejaban con la boca abierta.

Sería interesante una tertulia entre un par de emprendedores (de diferentes edades) frente a un par de autónomos, habría hondonadas de hostias!

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.