El fin de las radiofórmulas

Llevo una semana escuchando Los40, EuropaFM, KissFM, M80… Y huelen a muerto. Sólo venden humo, se anuncian como las emisoras que emiten sólo la mejor música, otras que sólo ofrecen grandes éxitos, otras que son las que menos publicidad te hacen soportar entre canción y canción…

A mi ya no me convencen. Hacía meses que no ponía ninguna de estas emisoras para escuchar música y te aclaro que no las echaba de menos en absoluto. Hoy en día quien más y quien menos tiene un autoradio con lector de mp3, SD o puerto USB, una tarjeta r4 para la videoconsola o cualquier otro dispositivo que te permite escuchar sólo la música que te gusta y sin soportar publicidad. Cuando llegas a casa te pones Spotify y escuchas de nuevo toda la música que te apetezca, y en función de si eres usuario premium o no, soportas publicidad (que por cierto es poco intrusiva y bien espaciada en el tiempo, a mi no me molesta en absoluto).

Cómo se atreven las discográficas a sacar un disco recopilatorio con lo mejor de «Fulanito» si sólo tienes que abrir Spotify, buscar «Fulanito» y en dos segundos estás escuchando lo mejor de su extenso repertorio…Gratis! Con una calidad fabulosa, mucho mejor que lo que te puedan ofrecer en una emisora de radio con interferencias.

Si vives en una gran ciudad, cuyas principales avenidas y rondas de circunvalación atraviesan docenas de túneles (véase Barcelona), escuchar música de la radio se convierte casi en tarea imposible. Lo de los túneles podría ser una excusa que serviría de coartada perfecta, pero cuando sales a la superficie lo que oyes es pura mierda disfrazada de éxito musical.

Los 40 criminales, perdón, los 40 principales son en la radio musical lo que los blogs comerciales en internet. Te venden humo, mierda formateada, poco a poco van educando tus gustos musicales según sus criterios editoriales, hasta que te conviertes en un yonki de sus programas.

Conozco a gentucilla que estando de vacaciones se levantaban temprano para escuchar «Anda ya!» O gente que el sábado por la mañana no se despegaban de la radio para poder escuchar completo «Del 40 al 1«.

Lo peor de todo ésto es que si bien es cierto que hace 40 años cumplieron una función educativa en una sociedad que vivía de espaldas al mundo exterior, donde llegaba la cultura con cuentagotas, y que si en Los 40 te ofrecían un tema de los Rolling Stones era como una revelación, como ver la luz. No había manera de poder comprar esos discos en las pocas tiendas de discos que había en tu ciudad y eran la única fuente de información de más allá de las fronteras. El gran José Mª Íñigo fue un claro ejemplo de esos grandes Dj’s que pinchaban temas para educar al oyente (es uno de los responsables de que los Rolling vinieran a España).

Hoy en cambio pones Los 40 y ya no encontrarás esa función educadora. No te ofrecen nuevos estilos, jóvenes talentos, discos raros, temas difíciles de encontrar en las tiendas… Nada de eso. Se ponen el mono de obrero de la construcción, encienden el martillo neumático y te van taladrando los oídos con basura, canciones que no valen ni para politono (que alguien me diga qué aporta a la historia de la música gente como Kate Ryan, Jonas Brothers, Lady Gaga, Nena Daconte…).

Pero si tienes 12 años para ti Los 40 son como Alt1040 para un joven blogger. Lo toman como referencia y luego descubren cuando van creciendo que hay vida más allá de lo obvio, no sólo eso, que esa parte oculta que no llega al gran público es mucho mejor, más calidad, diferente y variada… Que te gusta más.

Que en la radio te digan «sólo la mejor música» es algo ridículo. Qué esperan que pensemos, que nos van a poner música de mierda? Ese tipo de cuñas son tan absurdas por su subjetividad que no entiendo que las sigan utilizando con tanta insistencia.

Es como si cada vez que visitas Microsiervos te dijeran que estas en el blog en español más visitado de toda la red y que los posts que publican son todos interesantes. Claro cojones, por eso os visito. Si quisiera leer mierda me quedaría en el tuenti!

Lo que más me repatea es la nueva moda de vender que te están ofreciendo no-se-cuantos-minutos sin publicidad. Creo que es en la Cadena 100 donde insisten en los 45min sin pausa, aunque para ello hagan pausas para recordarte que estás oyendo los 45min sin pausas. Aaagghh, te juro que estrangulaba al tío que ideo esa chorrada. Mejor aún, lo ponía a trabajar, que ahora se está riendo de nosotros, bueno, de vosotros, que yo paso de ellos desde hace muchos años.

Qué pasa si no oyes las radiofórmulas? Te suben la hipoteca? No, tranquilo, que si te gustan las radiofórmulas seguro que no estás en condiciones de poder pagar una hipoteca. A lo sumo te quedarás fuera de la conversación del recreo del instituto, cuando alguien haga la típica pregunta: Quillo, habéis escuchao Los 40 este sábado?

Ojo, que no soporto tampoco a los culturetas que presumen de sólo escuchar Radio 3, que visitas su perfil de LastFM y no conoces a ninguno de sus grupos y lo que es peor, la mitad no sabes ni pronunciar su nombre.

Haz un experimento estas vacaciones: borra de tu radio los diales de Los 40, Radio Olé, Cadena Dial, M80 (umm… curioso que todos sean de Prisa???), Cadena 100, KissFm… Vete a Spotify y comienza a buscar temas raros, hay muchas páginas que ofrecen Playlists de lo más interesantes. Es un buen punto de partida. Ya verás como cuando termines este experimento se te hará más duro volver a escuchar las radiofórmulas de siempre. No te preocupes, es una reacción habitual cuando te acostumbras a lo bueno y vuelves a escuchar la mierda de siempre.

Cuando llegará el día en el que tengamos Spotify en el móvil…

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑