Así nos crujen con los impuestos

Ya ha pasado lo peor, quién más y quién menos se ha puesto al día con el fisco y sin duda a todos se nos queda un extraño sabor de boca después de tanto número, tantas deducciones, tantas retenciones, irpf, iva repercutido…

Si llevas poco tiempo trabajando, no tienes propiedades y tus ingresos nunca te han obligado presentar la declaración de la renta, quizás puedas pensar (iluso de ti) que no pagas impuestos. Nada más lejos de la realidad, permite que te explique algo:

Desde que te levantas de la cama hasta que vuelves a ella por la noche (alguno muy vago no la abandona durante todo el día, pero ese caso no vale), como decía, desde que te levantas hasta que te acuestas estás constántemente pagando impuestos.

Suena el despertador, aparato eléctrico que compraste en el chino de tu barrio, producto por el que pagaste un dinero y además un 16% de IVA (impuestos sobre el valor añadido). Además, ese despertador consume electricidad, que a final de cada mes recibes su factura con el gasto por consumo, el mínimo fijo mensual, los porcentajes para ayudas al desarrollo de energías alternativas, más IVA…

Te vas a la ducha, abres el agua caliente y vuelves a pagar impuestos. Ese agua caliente tiene dos costes en uno, primero pagas el agua y luego pagas el sistema que uses para calentarla, ya sea butano, caldera de gasoil, placas fotovoltaicas… Todos estos sistemas tienen unas facturas a final de mes donde sigues pagando por consumo, más iva, más porcentajes destinados a no-sé-qué-concepto.

Te vistes con ropa comprada en la tienda, por la que pagaste su precio más el 16% de IVA, sales a la calle, te montas en el coche y vuelves a pagar impuestos. Pagas por la gasolina que consume tu coche de hace 12 años (heredado de tu tio Manolo), que incluye la tasa de impuestos añadidos más alta de cuantos productos puedes comprar hoy en día, aprox. un 54% del precio del combustible son impuestos.

También pagaste impuestos de matriculación, permisos de circulación, el seguro con su IVA correspondiente, las revisiones periódicas con su IVA que no falte…

Llegas a la oficina, te pones a currar y sigues pagando impuestos, por un lado pagas impuestos por ganar dinero y eso es lo que declaramos con el IRPF cuando hacemos la declaración de la renta cada año durante el mes de junio. Pero no sólo eso, además ganas dinero si tu negocio genera riqueza, porque tienes que pagar el impuesto de actividades económica, los módulos de autónomo, el eterno IVA…

  • De tal manera que el gobierno nos cruje con los impuestos de varias vías:
  • A través del dinero que ganamos, mediante la declaración de la renta (impuestos directos, tanto ganas, tanto pagas).
  • A través del dinero que ahorramos y tenemos que declarar (los beneficios de la cuenta también tiene sus impuestos).
  • Por el dinero que gastamos, con impuestos indirectos como el IVA. Los impuestos indirectos son injustos y antidemocráticos, sólo los pagan las personas que compran determinados productos. Dime por qué sólo los fumadores pagan los impuestos del tabaco? O por qué los conductores pagan ellos solos los impuestos de los combustibles? El que no fuma ni tiene coche tiene los mismos derechos que tú y que yo, pero no paga tantos impuestos como tú que te metes entre pecho y espalda un paquete de Chester cada día, mientras conduces tu coche camino del trabajo.
  • Por el dinero que generamos con nuestro negocio, porque no sólo pagarás por tu sueldo, también tienes que declarar unos ingresos y pagar por ellos. Es más, pagarás sólo por el hecho de generar riqueza y puestos de trabajo, algo que nunca he entendido del todo.

Si te habías parado a pensar en el suicidio como única manera de dejar de pagar impuestos te puedes ir olvidando del tema. Cuando mueras tus herederos y familiares tendrán que pagar impuestos mediante las facturas del entierro, además tendrán que pagar impuestos de sucesiones, un impuesto que en la Comunidad de Madrid no existe pero que en Cataluña puede suponer que por heredar 10.000 euros, tengas que pagar 2.000 en concepto de patrimonio. Ya ves, ni muerto dejas de pagar impuestos.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑