No respeto tu opinión

Aquí viene uno de esos posts que tanto os gustan, donde os podéis desahogar a gusto en los comentarios dándome toda la cera del mundo.

Empiezo por el principio: no respeto tu opinión, así de tajante. No soporto a la gente que cuando estás charlando sobre un tema en especial y tienen una opinión o punto de vista distinto al de la mayoría, cuando se ve acosado por las críticas, entonces pide respecto por su opinión, que «es tan válida como cualquiera«.

No.

No me vale esa excusa. No todas las opiniones son igual de válidas. Qué validez puede tener la opinión que yo tenga sobre la política de energías alternativas que se está desarrollando en las comarcas del norte de Croacia?

Si un experto en la materia hace una conferencia sobre el tema, pero mi opinión no está de acuerdo con la suya, son ambas opiniones igual de respetables? Tienen las dos el mismo valor?

Es el valor de las ideas y opiniones lo que justifica que le demos más validez? Dar validez es sinónimo de respetar una idea?

Son muchas preguntas retóricas las que se me ocurren cuando toco este tema, pero siempre hay el que usa la demagogia para justificar que se le respete su opinión personal sobre cómo se formó el Mundo, o cómo hizo Dios al hombre a partir de un poco de barro.

Los creacionistas americanos usan mucho esta técnica de pedir respeto a todas las opiniones porque todas son igual de válidas.

No, otra vez no.

Pídame que respete a la persona que opina de forma diferente a la mía, pídame que le deje opinar sobre cualquier tema, porque ese derecho lo tenemos todos (libertad de expresión).

Pero no me pida que trate esas opiniones personales sin fundamento alguno con el mismo respeto que las que pueda aportar una persona que conozca el tema, tenga sobrada experiencia y demuestre sus planteamientos con pruebas.

Todo lo que no sea aportar pruebas y basarse en argumentos como: «bueno y qué? Es mi opinión personal«, tiene una validez igual a cero. Así que aquí tengo la respuesta a una de esas preguntas retóricas.

Una opinión personal no tiene siempre validez si no aporta pruebas que justifiquen su posicionamiento.

Es una pena que los equipos de debate no estén muy extendidos en los centros educativos españoles. Yo sólo tuve alguna experiencia en mi facultad y creo es un método muy interesante para desarrollar el pensamiento crítico y la capacidad de análisis de la información.

Pero si que recuerdo que cuando un «oponente» se quedaba sin argumentos cuando debatíamos sobre un tema específico, cuando se veía acorralado y sin ningún as que sacarse de la manga, recurría a lo dicho anteriormente: «respeta mi opinión porque todas las opiniones son igual de válidas».

Que no.

Que no es así, que si mañana se presenta un skinhead y me dice que el holocausto es un invento de los judíos, que la raza aria es superior al resto y ante mis justificaciones que desmontan sus lamentables opiniones, el tío me sale con lo de «respeta mi opinión porque todas las opiniones son igual de válidas» qué crees que podríamos decirle? Exacto, le mandaríamos al carajo y de paso que me lleve al cementerio que me voy a cagar en to sus muertos.

Este post lo he escrito porque hace tiempo escribí sobre los Maulets y he recibido mucha caña por parte de los que no comparten mi opinión. Los hay que sólo insultan, los que utilizan argumentos infantiloides y datos inventados, los que me retan a que rebata sus argumentos (los más interesantes) y los menos son capaces de dejar su opinión sin atacar a nadie.

Respeto a los que tengan distinta opinión aunque no tengo por qué respetar lo que opinen. Vale, ya tengo otra respuesta a otra de las preguntas retóricas.

Ya sabes, la próxima vez que alguien utilice la demagogia como excusa déjaselo bien claro, que tú le respetas a él como persona (o tal vez ni eso), pero que no tienes por qué respetar sus estupideces.

Hoy me he levantado muy flamenco, se nota, verdad?


Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑