Cuanto tardarás en encontrar trabajo de nuevo

Las cifras son dramáticas: ya hay más de 3.000.000 de parados en España, y lo peor de todo es que la gente está más preocupada de los lesionados del Real Madrid que de cómo llegarán a final de mes o cómo pasarán las navidades con lo poco que puedan cobrar del paro…

Viendo esta gráfica en el diario Expansión te puedes hacer una idea de hacia donde puede evolucionar la cifra de parados:

grafica evolucion paro españa

Como puedes ver los números no engañan y pese a que los sindicatos le hicieron la famosa huelga a Aznar por el decretazo, tuvo su consecuencias positivas al reducir el paro hasta cifras que no se conocían desde los años 80.

Esa gráfica ya la conocíamos todos más o menos pero daba vergüenza reconocer que al menos en política económica el gobierno de Aznar tenía muchos más conocimientos que el gobierno de Zapatero, que está imitando las cifras que ya alcanzó Felipe Gonzalez al final de su legislatura.

Como puedes ver en la gráfica, estamos rozando la cifra de paro más alta de la historia reciente (o al menos desde que las estadísticas son fiables) así que prepárate para pasar una larga temporada visitando la oficina del INEM cada final de mes para renovar la tarjeta de desempleo.

Pero quizás te gustaría saber cuánto tardarás en encontrar trabajo de nuevo y aquí te voy a dar una serie de variables para que tú mismo puedas hacerte la idea:

– Tu último empleo lo lograste gracias a un familiar o a un amigo: en tiempos de bonanza todo el mundo conoce a alguien que trabaja de encargado en un almacén y que puede darle trabajo a tu hijo por las tardes o los fines de semana.

– Tu último empleo ha sido el único que has tenido en los últimos 5 años: encontraste trabajo pronto y no has cambiado nunca de empresa ni de función. Desconoces cómo está el mercado laboral y hace mucho que dejaste de estudiar.

En ambos casos tienes un futuro negro, porque en tiempos de crisis no hay amigos, nadie está dispuesto a jugarse su puesto al dar la cara por un familiar/amigo, así que a partir de ahora cuando llames a una puerta amiga puede que te den con ella en las narices.

Igualmente pasa si te has quedado en la calle después de que tu empresa de toda la vida haya cerrado aunque tú sólo llevabas 4 o 5 años en ella. No te toca indemnización y hace ya mucho que no abres un libro para estudiar. Ahora vuelves a buscar las ofertas de trabajo y te das cuenta que estás fuera de la mayoría de ellas porque ya nadie quiere a un jóven dinámico con ganas de trabajar en equipo. Ahora buscan a gente sobradamente preparada y que va a cobrar lo mismo que antes cobrabas tú.

Ante esta situación tienes varias alternativas: tirarte al tren, solución que no recomiendo para no entorpecer el normal funcionamiento del ya deprorable servicio ferroviario. O puedes volver a estudiar, porque como tienes el paro asegurado durante al menos 2 años tienes tiempo para hacer un módulo de ciclo formativo que te permita acceder al mercado laboral de nuevo.

Mi sugerencia es que no estudies algo que esté relacionado con lo que ya sabes hacer, no te interesa saber más de lo mismo, sino abrir el abanico de formación que te permita acceder a otro sector que puede tener mayor demanda en la actualidad.

Si antes eras mecánico en una línea de montaje no vayas a estudiar ahora un ciclo de automoción, porque sería absurdo. El que te vaya a contratar ya sabe que tienes experiencia suficiente en ese sector, así que si vas a gastar 2 años de tu vida en formarte de nuevo, mejor busca un sector con mayor demanda. Acude a la oficina de empleo de tu ayuntamiento y que te asesoren sobre cómo está el mercado laboral de tu localidad. Quizás descubras que hacen falta camareros, fontaneros, jardineros…

Recuerda que el saber no ocupa lugar, que nunca puedes decir «para qué quiero yo estudiar esta chorrada».

Yo soy un claro ejemplo: estudié un ciclo formativo por aquello de que no sabía qué estudiar mientras encontraba trabajo, luego hice una carrera universitaria y hoy en día accedí a mi puesto de trabajo gracias a aquel ciclo formativo que estudié con más pena que gloria, mientras que con el título universitario lo único que he podido hacer es enmarcarlo y colgarlo del despacho…

Otro sector que puede (y debe) absorber gran parte de esta población desempleada debería ser el sector tecnológico. Estamos muy a la cola en el desarrollo de proyectos dentro de internet, así que el Gobierno tiene un filón para explotar con apoyo a emprendedores.

Tienen que desarrollar políticas de apoyo para que dejen de trabajar en negro y se den de alta creando empresas que den trabajo a parte de esta población desempleada. A su vez podría facilitar el acceso a la formación específica para estas empresas tecnológicas, seguro que se necesitarán muchos puestos de teleoperadores, gestores de almacén, asistencia técnica específica, gestores de información…

Estoy seguro que las cifras del paro van a ser las peores de los últimos 50 años y es una pérdida de tiempo encontrar las causas (que si la coyuntura internacional, que si la mala planificación del estado…). Como bien dijo el sabio: encendamos una luz en lugar de quejarnos de la oscuridad (o algo así).

Suerte, la vas a necesitar…

Seleccionado Mejor Post de la Semana

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑