Premios Ig Nobel

Este año los galardonados del Nobel de Medicina (tan repartido como siempre) son el alemán Harald zur Hausen, que descubrió la relación entre el papiloma humano y el cáncer cervical, o cáncer del cuello del útero, y los franceses Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi que descubrieron el VIH, el virus causante del SIDA.

Lo que quizás no conozcas son los galardonados con los premios Ig Nobel:

El Premio Ig Nobel reconoce los descubrimientos de diez investigaciones que «hacen a la gente reír, y después pensar». Aunque pudieran parecer mera parodia, los descubrimientos son reales y el premio pretende celebrar lo inusual y reconocer la originalidad e imaginación presentes en la ciencia. Así, el premio Ig Nobel cumple una importante labor de generar interés de público general en la medicina, ciencia y tecnología.

Algunos de los premios han sido:

  • Economía: descubrieron que las bailarinas de «striptease» tienen más éxito y ganan más dinero cuando están ovulando.
  • Arqueología: los armadillos pueden cambiar de lugar objetos en los sitios de excavación y confundir así las investigaciones.
  • Química: los efectos como espermicida de la Coca-Cola, en especial en su versión Light.
  • Biología: las pulgas de los perros saltan más lejos que las de los gatos.
  • Física: todo aquello que sea lo suficientemente largo y delgado se enredará de forma inexorable.
  • Medicina: los placebos caros funcionan mucho mejor que los baratos.
  • Nutrición: la forma de modificar el sonido de las patatas fritas para que sigan crujientes incluso al no ser frescas.

No es coña, todos estos premios fueron a parar a proyectos de investigación reales, que quizás trataron temas absurdos pero que en el fondo lograron demostraciones que algún día serán de utilidad para la humanidad.

De hecho los premiados suelen recoger el premio porque es una manera como otra cualquiera de dar a conocer sus investigaciones.

Yo me quedo con estos premiados:

Un grupo de investigadores japoneses de Hokkaido, por su análisis de cuán inteligentes pueden ser los hongos más simples en la resolución de laberintos.

Ya me imagino al japonés con la lupa mirando cómo una espora resuelve un sudoku, juassss.

Vía | Milenio

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.