Si hace unos días hablaba de un ligero cambio en el trato al cliente por parte de las tiendas online y hoy tengo que volver a hablar mal del servicio que prestan.

Como ya os dije me considero un buen cliente de las tiendas online, pero creo que en muy pocas compras el proceso ha resultado «perfecto». Cuando digo perfecto me refiero a que el precio que anunciaban en la web era el precio final, que los gastos de envío no eran abusivos y que el plazo de entrega se cumplió a la perfección.

Unas veces te llevas la sorpresa a la hora de pagar porque el precio no incluía el iva (creo que es ilegal esa práctica, pero nadie hace nada para evitarlo), otras veces porque sólo se puede pagar por transferencia bancaria, con lo que te quedas con las manos vacías a la hora de reclamar que te devuelvan el dinero.

Pero lo que más me jode es el cachondeo con las empresas de mensajería urgente. Son las responsables del 90% de mis reclamaciones, siempre entregan fuera del plazo o el paquete viene golpeado.

Si decides utilizar el servicio de Correos es mucho peor, porque tarda un siglo en llegar y pocas veces te lo llevan a tu domicilio. Es mucho más cómodo para ellos dejarte la nota de que no estabas en casa cuando pasaron ellos, así eres tú el que se acerca a la oficina a recogerlo en persona.

Qué suele pasar con Correos, que esa nota de aviso se queda en el buzón, muchas veces asomando porque la publicidad de Carrefour ya ha ocupado todo el hueco libre. Pasa algún cabroncete y se lleva la nota de aviso, con lo que Correos devuelve el paquete sin antes avisarte de que el plazo de devolución está a punto de cumplirse.

Ésto mismo me pasó hace un par de meses con una compra que hice en eBay. Yo reclamándole al vendedor y el artículo llevaba 21 días en la oficina. Cuando me acerqué a reclamar me dijeron que ya iba de vuelta al vendedor. En esa ocasión llegué a un acuerdo con el vendedor y anulé la compra, pero no es la primera vez que me pasa algo parecido, con las molestias que supone volver a esperar que te lo envíen de nuevo y pagando otra vez los putos gastos de envío.

El último caso que nos ha pasado ha sido con la compra de dos artículos en la tienda online de ECI. Hace un par de meses compramos un columpio para la niña y tardó 15 días en llegar a casa. Y ahora me ha vuelto a pasar con otro regalo que sigo esperando desde el pasado 23 de agosto.

En ambos casos las amables teleoperadoras de ECI nos dijeron que la culpa había sido de Endopack, que no había cumplido los plazos (10 días laborables). Nos han pedido disculpas y nada más, no han hecho nada para mejorar el servicio.

Conclusión, no vuelvo a comprar en la tienda online de ECI, no utilizaré jamás el servicio de mensajería urgente de Endopack y a la gente que todavía desconfía de comprar en internet, hasta ahora siempre les había animado a que lo probasen, pues nada, a partir de este momento no recomiendo a nadie que compre nada en ninguna tienda online.

Pagas los productos al mismo precio que en la tienda, tienes que esperar de media 15 días para tenerlo en tus manos y eso si no se lo cargan por el camino algún manaza que trabaja de mensajero como podría hacerlo de mamporrero.

No sé a qué esperan las tiendas para reclamarle a las empresas de mensajería que cumplan los plazos, al menos que dejen la opción de reclamar la devolución de los gastos de envío si no se cumplen las condiciones. Pero que pasa, que nadie quiere perder el tiempo con reclamaciones, demandas ni pleitos para reclamar 8 o 9€.

Si alguna vez has comprado en una tienda online de EE.UU. habrás visto que maravilla de trato y de buen servicio. Lo primero que te envían es un número de seguimiento del pedido, que te permite saber en todo momento la situación de tu pedido. No como aquí, que son tan simples que sólo indican si el artículo está en el almacén, si ha sido despachado, si la empresa de transporte lo ha recogido y nada más.

Cuanto tienen que aprender las empresas españolas de los gigantes americanos (UPS, FedEx…), porque son los únicos que cumplen sus compromisos con el cliente. Es lo que tiene la libre competencia, que para poder ganarse la confianza del cliente tienen que apostar por la calidad. Todo lo contrario que aquí en España, que la filosofía que tienen suele ser «es lo que hay, si te gusta bien y sino te jodes».

Lo dicho, se acabó por un tiempo comprar a través de internet, no me sale a cuenta ahorrarme 4€ y esperar 15 días a tenerlo en casa.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.