Hace unas semanas salió el anuncio en prensa donde Fernando Alonso buscaba aficionado profesional que actuara de enlace entre los aficionados a la F1 y él.

El candidato tenía que demostrar su pasión por la Formula 1, por Fernando Alonso, tener don de gentes y total disponibilidad para viajar. La recompensa era viajar a todos los GP del Mundial de F1, trabajar como una especie de relaciones públicas para la afición española, mantener el blog oficial de Alonso… Y 3.000€ al mes de sueldo!!!

Porque me pilló con mi mujer a punto de salir de cuentas, porque si no me presento a la oferta de cabeza. Parece que no fui el único que tuvo ese pensamiento, porque hubo casi 35.000 candidatos que se apuntaron a la oferta de trabajo y ya conocemos el nombre del elegido: Álvaro Ademá.

El afortunado ganador debe estar en una nube, no sólo consigue un trabajo con el que muchos soñamos, además va a conocer en persona a uno de los deportistas más importantes de la historia de España (vale, ser piloto no es ser deportista, pero a ti me gustaría verte entrenando lo que entrenan esta gente para mantenerse en forma). Es como si hubiéramos conocido a Indurain en sus mejores años del Tour, a Nieto cuando ganaba los mundiales unos detrás de otros… Quizás sólo queda otro deportista a la altura de Alonso por su importancia histórica: Rafa Nadal, pero donde se ponga el circo de la F1 que se quite Roland Garrós.

Felicidades al afortunado ganador (estudiante de periodismo), va a vivir una experiencia que no olvidará nunca. Quizás sea el sucesor del calvo de Telecinco, que a partir del año que viene pierde los derechos de emisión de la F1 (los compró también LaSexta).

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.