Otro verano calentito en el Betis

A falta de 2 semanas para que comience la pretemporada todo parece anunciar que tendremos otro verano movidito en el Real Betis Balompié.

La afición parece anestesiada ante tanta falta de profesionalidad, tanta desidia y tan poca preparación por parte del cuerpo técnico del Betis. Ya nadie se escandaliza por la falta de fichajes, aceptando que el año que viene volveremos a pasar apuros para mantenernos en Primera División.

No es lógico que un equipo que lleva 3 años dando una pésima imagen no se refuerce de una vez por todas. La excusa que da el dueño del 52% del Betis (también conocido como El ditero de El Fontanal) es que no hay dinero porque estamos con una economía de guerra

Los cuentos para el que se los quiera creer, porque nadie podrá justificar que el Betis, con casi 40.000 socios y siendo el 5 equipo que más partidos vende por pay per view, esté pasando apuros económicos. Sólo demuestra la pésima gestión económica, donde no hay un plan maestro de ningún tipo, ni se sabe rentabilizar la cantera, ni se sabe sacar provecho del merchandising, ni se obtiene un buen contrato por los derechos de televisión, ni se sabe vender bien a las figuras del equipo (si es que queda alguna), ni se sabe explotar los recursos del estadio (mejor dicho, semiestadio)…

Ante esta situación tenemos a las Peñas Béticas que parecen que han despertado de un letargo demasiado largo. No sé si ya es muy tarde para que puedan ejercer la misma presión que ejercían hace años, cuando eran capaces de poner y quitar entrenadores e incluso presidentes al frente del Betis.

Lo que está claro es que el número de socios continuará bajando porque la paciencia (y el bolsillo) de los béticos tiene un límite.

Si tu banco te sigue subiendo los intereses porque el Euribor está por encima del 5% y tu equipo parece un barco a la deriva, seguro que también te aplicarás la economía de guerra y dejarás de acudir este año al estadio cada domingo. Te conformarás con pagar por ver los 4 o 5 partidos más interesantes a priori y el resto quizás lo veas en el bar de la esquina (aunque todavía no sabemos por qué emisora podremos ver los partidos la próxima temporada).

Yo dejé de ser socio el mismo año que El Ditero llegó al Betis, no me arrepiento de haberlo hecho porque el tiempo me dió la razón. Al menos mi dinero no ha servido para financiar a las empresas rusas que forman el entramado que está sangrando al Betis hasta conducirlo al borde de la fractura social y deportiva.

Recuerdo los años en los que pronunciar el nombre de Retamero hacía que se te pusieran los pelos de punta, porque bajo su presidencia el Betis pasó los peores momentos, tanto deportivos (en segunda división) como económicos (a punto de vender el Benito Villamarín). Pensé que esos tiempos ya no volverían al club, sobre todo cuando ganamos la Copa del Rey y llegamos a jugar la Champions…

Pero parece que lo peor estaba todavía por llegar. A día de hoy la masa social está enfrentada entre Loperistas y Dehtruhtores (así nos llama el Taliván Barriga y sus secuaces desde la Radio oficial del club, también conocida como Radio Fontanal), jugamos en un semiestadio con un Gol Sur que amenaza ruína aunque esté a punto de caducar el permiso de obras para su derribo, tenemos un mandamás que está pendiente varios juicios que pueden dar con sus malditos huesos en la cárcel…

En este punto reflexiono y pienso que quién sería el iluminado que obligó a los equipos a convertirse en SAD, porque de aquella ley sólo obtuvimos clubes convertidos en cortijos, donde el señorito de turno hace y deshace a su antojo, justo hasta que se acaba el dinero y abandonan el barco como las ratas. Ya sucedió con Jesús Gil, Lendoiro, Caneda… Y no sabemos cuanto más tendremos que esperar para que en el Betis suceda lo mismo y tengamos una intervención judicial para poner las cuentas claras después de 17 años de oscuridad fiscal.

A los que todavía siguen confundiendo el Betis con Lopera sólo les puedo decir que abran los ojos, que reconozcan las cosas malas que se están haciendo, que esto no es una guerra entre béticos de corazón, es una guerra entre el Betis y un personaje que nos ha quitado el carisma y el respeto que nos habíamos ganado durante 100 años (el Betis existía antes que Lopera, ya no te acordabas?).

No quiero que llegue otro millonario con ganas de buscar fama y portadas de periódico, porque sería más de lo mismo. Quiero que la presión de la afición, de los juicios pendientes, el rechazo de los medios de comunicación, el desprecio del resto de presidentes… Consigan que El Ditero de El Fontanal ponga a la venta las acciones que compró en posición abusiva y el club vuelva a las manos de los béticos, de donde nunca debió salir.

Sólo tienes que mirar a los vecinos para descubrir que no hace falta tener a un millonario ultracatólico para lograr títulos. Sólo hace falta tener a gente preparada y con ganas de trabajar (no de forrarse el riñón a costa de una afición centenaria). Si no quieres mirar a los vecinos puedes comparar lo que se está haciendo en clubes mucho más pequeños (tanto económica como socialmente) como el Racing, Villarreal, Mallorca, Getafe… Todos estos clubes están consiguiendo mejores temporadas, disfrutando de mejores fichajes, más baratos y con mayor rendimiento.

Si todo lo que se ficha en el Betis es un perro viejo o un melón sin calar es que algo está fallando en el área técnico-deportiva.

Los béticos no nos merecemos que el club esté como está a día de hoy, pero lo peor está todavía por llegar, así que prepárate para pasar un verano movidito.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.