Hasta los huevos de los transportistas

Si yo tengo un problema laboral haré una huelga contra mi empresa, pero no iré a casa de mi vecino a quejarme por mis precarias condiciones laborales.

Entonces que alguien me explique cómo se puede consentir la situación que estamos viviendo con la huelga de los transportistas autónomos!!!

No soy el único que está hasta los huevos de esta situación propia de redes mafiosas. Y no sé hasta cuando va a aguantar el Gobierno esta situación, espero que sancionen a los sindicatos que han promovido esta huelga.

Parece que ya están tomando las primeras medidas, pero como siempre llegan mal y tarde, porque no han podido evitar los primeros altercados con heridos.

La subida del petróleo nos afecta a todos, vale que tú beneficios dependan en gran medida de ese factor, pero eso es cosa tuya. Haber elegido otro sector industrial menos saturado, donde hay tanta oferta que la demanda no da para todos. Lo que no se puede consentir es lo de la tarifa mínima por debajo de la cual nadie debería trabajar. En un mercado libre no pueden existir ese tipo de medidas. Es el mismo razonamiento que utilizan los sellos discográficos y la SGAE, así que mi respuesta es la misma:

No tenemos la culpa del fracaso de tu modelo de negocio.

Si de verdad quieren ser competitivos, que desarrollen medios de transporte sostenibles, que apuesten por las nuevas tecnologías y sobre todo, lo más importante, que utilicen más las líneas de ferrocarril para el transporte de mercancías.

Mi suegro es un experto en trenes y me explicó el otro día que el coste de un tren cargado de vagones es aproximadamente lo que costaría el gasoil de 7 camiones (recorriendo la misma distancia), pero en cambio el volumen de carga que puede transportar un tren cargado al máximo superaría al de 30 trailers, con lo que se ahorra en gasoil y se reduce el tráfico en nuestras carreteras.

Hoy mismo he podido comprobar que no quedan productos frescos en Carrefour, se habían agotado el pescado, la carne del día, la fruta que no estaba embolsada… Y la gente se ha empezado a volver loca y están haciendo acopio de productos de primera necesidad, así que se estaban agotando las legumbres, la pasta, los productos lácteos y el aceite de oliva.

Lo peor de todo es que después de los transportistas (y transportistos, como diría nuestra ministra de igualdad) vendrán los armadores pesqueros, los taxistas… Todos los que viven del transporte nos van a tocar los cojones durante los próximos meses, así que habrá que echarle paciencia, aunque yo también esté pagando el gasoil a 1,33€/L.

El Gobierno acabará cediendo porque esta gente puede hacerle daño, pero al resto de los ciudadanos que nos den mucho por culo, porque a no ser que organicemos una huelga general no se verían defendidos nuestros derechos sobre el precio de los carburantes.

Lo que está claro es que el petróleo barato ya se acabó, a partir de ahora lo vamos a pagar a precio de oro, así que es cuestión de esperar para ver la revolución del transporte terrestre en los próximos años.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.