España a la Final de la Eurocopa

A la gente ya le importa un carajo que el Euribor sea más peligroso que toda la delantera de la selección de Alemania…

Vivimos un momento de euforia colectiva que será bonito de recordar dentro de muchos años pero que no te ayudará a llegar a fin de mes con más solvencia. Ya sé que puedo resultar un poco tocapelotas por recordar los principales problemas de nuestra vida ahora que estamos viviendo los mejores momentos del fútbol español, pero hay que darle a cada cosa su justa importancia.

Analizando el partido de España sólo puedo hablar maravillas de unos jugadores que no están defraudando en nada, que están consiguiendo que por fin tengamos un estilo de juego propio y que seamos el orgullo de los que nos gusta el buen fútbol (el tikitaka).

Casillas nos dará el título deteniendo algún penalti, Torres se reivindicará precisamente el día de la Final, Xavi es Dios y Cesc su heredero natural, Hiniesta por fin ha despertado y ahora da miedo, Senna se está ganando una estatua en alguna plaza de España, Silva marcará otra vez en la Final para dedicárselo a su compañero Villa que está lesionado, Ramos y Capdevila ya no tienen miedo a nadie y prometen seguir subiendo la banda para destrozar al contrario, los centrales no pueden estár en mejor momento, pero lo que realmente tiene mérito es lo que tenemos en el banquillo.

Yo a Aragonés lo tenía por un entrenador sobrevalorado por la prensa de Madrid, pero me tengo que quitar el sombrero por su actitud a la hora de recibir los elogios por su buen trabajo.

El sábado por la noche el que no dormirá bien, por una vez y para que no sirva de precedente, será el entrenador de Alemania, pensando en cómo frenar a los 4 mejores centrocampistas de Europa, jugando a la vez en un mismo equipo.

Suerte!

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑