A Rajoy le abandona hasta el desodorante

Quizás a los lectores más jóvenes no les interese mucho la política, pero lo que está sucediendo en el Partido Popular es algo que pasará a la historia. Algo que se repite cada cierto tiempo en los partidos conservadores…

Para los más entrados en años recordarán lo que le sucedió a UCD. Un partido que gobernó desde 1977 hasta 1982, año en el que cayó derrotado frente a la aplastante victoria de un jovencísimo Felipe González. Después de esa derrota electoral UCD se disolvió y en su lugar fueron apareciendo otros partidos como CDS y Alianza Popular (lo que hoy en día es el PP).

Así que tenemos un ejemplo más de que la Historia se repite, sólo es cuestión de esperar el tiempo necesario para que volvamos a pasar por las mismas situaciones.

Hoy nos encontramos con un Partido Popular que tiene toda la cara de la UCD que se disolvió. Rajoy tiene toda la cara de Adolfo Suárez tras perder contra Felipe y compañía…

Lo que está sucediendo era de imaginar, sabíamos que en el momento en el que abandonara el barco la vieja guardia (Acebes, Zaplana…) el partido estallaría en una guerra interna. Ya no hay una figura autoritaria que mande firmes cuando alguien saca la pata del banco. Mariano Rajoy tiene menos autoridad que el guarda de un colegio y sus rivales dentro del partido lo saben.

A mi en el fondo me da pena Rajoy. Creo que tenía buenas intenciones al deshacerse de la vieja guardia que representaba a la derechona rancia que tanto daño ha hecho a España. Su intención era moverse al centro ideológico y cambiar entre otras cosas su política de pactos con partidos nacionalistas. Pero no se lo van a permitir, ya se están preparando los más conservadores para quitar del sillón de mando a este pobre hombre y poner a alguien que le guste dar caña desde la derecha más extrema.

Yo apuesto a que primero saldrá Juan Costa, un candidato «liebre» que se quemará por el camino, dejando todo preparado para la llegada estelar de Esperanza Aguirre, que aterrizará como la salvadora de la derecha española.
Sus resultados electorales dejan a las claras su capacidad de movilización, así que no hay que tomarse a broma el poder de Espe.

Total, que como siga así la cosa al pobre Rajoy le va a abandonar hasta la gaviota del logotipo!

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑