Hace unos días que leí la noticia (algo antigua pero igualmente interesante) donde explicaban que la UE ha tomado cartas en el asunto de las estafas por parte de los videntes y curanderos, creando una directiva que les obliga a advertir a sus clientes que sus prácticas no tienen aval científico y son sólo un simple entretenimiento. Así que los videntes y demás sinvergüenzas deberán demostrar sus «poderes» en caso de juicio por estafa.

Aunque la directiva debería haberse aplicado desde el pasado diciembre, parece que aquí en España nos pasamos la ley por el arco del triunfo y siguen campando a sus anchas los sinvergüenzas que se aprovechan de los desgraciados que ponen en sus manos todas sus esperanzas.

Conozco el caso de un familiar que estuvo años y años confiando la salud de su hijo en un curandero que prometió curar su enfermedad crónica degenerativa. A día de hoy el curandero sigue haciendo de las suyas, el pobre niño sigue en la silla de ruedas y sus padres han perdido casi 180.000€.
En estos casos, cuando la gente ya ha perdido todas las esperanzas porque los médicos no les dan ninguna solución, es muy frecuente que acudan a los curanderos que están especializados en tratar con personas con la moral baja y una desesperación que les impide razonar con serenidad.

Cuantos enfermos de cáncer no han acudido a un famoso curandero para tomar hierbas y no se qué otras mierdas, pensando que será el último recurso antes de afrontar la muerte…

No hay derecho, así que espero que pronto tomen medidas legales y al menos la gente que ha sido estafada ahora pueda acudir a un juzgado y poner al descubierto al sinvergüenza que les robó las últimas esperanzas.

Que se vayan preparando La Bruja Lola, Paco Porras, Aramís Fuster, Octavio Aceves… Y tantos miles de curanderos y videntes que hay en nuestro país. Van a tener que construir más cárceles para poder acoger a tanto delincuente estafador.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.