Modas para capullos

Perdona si el título te ofende pero no he podido aguantar las ganas de escribir un post sobre las modas para capullos.

Básicamente consiste en tendencias relacionadas con marcas que aparecen de la noche a la mañana y se convierten en marcas de culto. Todo el mundo quiere tener algo de esa marca, aunque sus productos no sean de calidad y el diseño sea horroroso (todo es cuestión de gustos).

Siempre pongo de ejemplo la moda de las zapatillas Vans. Esas zapatillas que parecen inspiradas en las zapatillas de cualquier jubilado de los que pueblan nuestras plazas (y obras, siempre hay un jubilado mirando una obra).

Vans para capullos

La diferencia es que las zapatillas que luce un jubilado son cómodas y sobre todo muy económicas. Las puedes comprar en cualquier mercadillo por menos de 10 euros.

Lo peor de todo es que las Vans existen desde los años 60 y ha sido ahora cuando se han puesto de moda en España (sobre todo en los últimos 5 años). Eran zapatillas para bailar en los años 70 y ahora la llevan los skaters!!!

En cambio las Vans son zapatillas «fashions», también cómodas pero con unos precios vergonzosos. Pero me parece bien, creo que este tipo de zapatillas se las compran sólo los capullos, así que es propio de ellos gastarse 8 veces más en unas zapatillas horteras que podrían comprar en la tienda de su barrio por mucho menos.

Es cierto que Vans tiene zapatillas muy chulas, con diseños muy originales, pero se hicieron famosas con su diseño de cuadritos, casi idénticas a las que tenía mi abuelo en el verano del 84.

Que conste que yo acepto que la gente vista como le de la gana, yo tengo mi forma de vestir (que ha cambiado con los años) y entiendo que la moda influye de manera importante en cómo nos vestimos. Pero no entiendo la poca educación consumista que tenemos en la actualidad.

Vale que cuando algo está de moda es muy difícil resistirse, pero hay que tener un poco de educación y entender que las cosas tienen un valor material que está muy por encima de las modas. Un zapato de piel siempre será un zapato de calidad. Unas zapatillas de lona con cuadritos, por muy de moda que estén, siempre serán unas zapatillas de mierda.

Creo que la educación para el consumo es una asignatura que no está en el programa educativo pero que es muy importante, más de lo que pensamos.

Hace poco me contaba un amigo que su hija ya empezaba a pedirle ropa de marca. La niña estaba encoñada de unos Levi´s y su padre fue a una tienda, compró unos pantalones de su talla, volvió a casa y con unas tijeras le cortó la etiqueta roja tan reconocible en unos Levi´s.

Cuál fue la reacción de la hija? Fácil, no quería esos pantalones porque no tenían la etiqueta.

Al día siguiente el padre fue a una tienda de ropa de segunda mano y compró todos los pantalones que pudo con el precio de sólo un par de Levi´s. Al llegar a casa le cosió a uno de ellos la etiqueta que le había cortado al original y se los dió a su hija sin decirle nada. La niña se los puso encantada y presumiendo delante de sus amigas.

Crees que los niños están educados para el consumismo en el que vivimos? Pasar de ser un consumista a ser un capullo es sólo cuestión de unos matices:

  • Si te gastas dinero en un producto cuyo diseño, materiales y funcionalidad están de acuerdo con el precio, sólo eres un consumista más (incluyéndome a mi).
  • Si te gastas dinero (suele ser mucho) en productos que sólo influye el diseño, cuyos materiales son de tercera categoría y la funcionalidad es secundaria, en ese momento te conviertes en un capullo.

Por suerte para los comerciantes hay muchos capullos adictos a las modas. Sólo es cuestión de que dentro de unos años se incluya una nueva asignatura como Educación para la Ciudadanía, llamada Educación para el Consumismo Responsable.

Es cierto que cada uno hace lo que quiere con su dinero, de hecho es bueno que haya gente que sufra viendo dinero en su cuenta corriente y prefiera gastárselo todo comprando cosas que no necesita. Pero lo importante es tomar conciencia de que ahora no hay religiones que dicten nuestra forma de vivir, no hay dogmas que sigamos como estilos de vida. Ahora sólo tenemos que poner la Mtv y seguir sus influencias, así de sencillo. No importa si la moda es vestir como un indigente pero con ropa de marca. No pasa nada si compramos a precio de lujo ropa rota, descosida, deshilachada y descolorida. La moda manda y hay seguir sus mandamientos.

A todos los capullos que se enganchan a este tipo de modas les digo que no son mejores que los incautos seguidores de cualquier secta. No son capaces de tomar decisiones con criterio propio, se acogen al dogma de que «están de moda» y con eso vale todo.

Ahora que estamos comenzando el año llega el momento de hacer buenas propuestas. Empieza por hacer un consumo responsable, paga sólo lo justo por un producto, sobre todo gástate el dinero en las cosas de calidad. No dejes que te tomen el pelo, por mucho que lo puedan repetir, unas zapatillas de lona de cuadritos no dejan de ser unas zapatillas de jubilado…

Si tienes hijos procura educarles en el consumismo, de mayores te lo agradecerán.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑