Estoy muy consternado con lo que le ha pasado al jugador del Sevilla FC, Antonio Puerta.

Imagino que ya lo habréis visto en la prensa, fueron unas imágenes muy escalofriantes y eso gusta mucho a las cadenas de televisión (el morbo vende mucho).

El caso es que ahora mismo Antonio Puerta sigue en la unidad de cardiología del H.U. Vírgen del Rocío (Sevilla) vigilado en la UCI a causa de la displasia arritmogénica que le tiene el filo de la navaja.

Lo que más me ha sobrecogido es al comprobar cómo cambia la vida en tan poco tiempo. Este chaval, que todavía no sabemos si saldrá de ésta, hace apenas 2 meses era objetivo codiciado de todo un Real Madrid y del Arsenal.

Estoy seguro que con los buenos profesionales que le están cuidando no se irá al otro barrio, pero también estoy seguro que sus días de futbolista ya han acabado y eso que era una promesa para la banda izquierda de la selección española.

Ya sea por las secuelas en el corazón (veremos si con cirugía se arregla o directamente buscarán un transplante) o por las que le afectarán al cerebro después de varias paradas cardiacas, Puerta no volverá a jugar a nivel profesional.

Ponte en su lugar, cuando pase todo ésto y estes en tu casa, sentado en el sofá viendo un partido de tu ex-equipo… y pienses que ya no podrás jugar nunca más, que con 22 años no te dió tiempo a ganar todo el dinero que necesitabas para seguir viviendo el resto de tu vida y que el sueño de jugar en un grande como el Real Madrid se esfumó casi sin saborearlo…

Cómo se asume todo ésto? Quizás te consueles con seguir vivo después de todo, pero el drama de no poder seguir jugando al fútbol como has hecho toda tu vida creo que le dejará huella psicológica.

Antonio Puerta

Sólo espero que todo esto se solucione bien, ahora hay que tener paciencia, dejar de lado la rivalidad deportiva y seguir dando todo el apoyo anímico a la familia de Puerta que son los que más lo necesitan en estos momentos.

Ánimo Puerta!

ACTUALIZO:

Todo terminó para Antonio Puerta, sus lesiones cerebrales eran muy graves y se sabía que era casi imposible remontar una crisis como esa.

Desde aquí mi pésame a su familia, a toda la afición del Sevilla FC y a todos los aficionados como yo que piensan que el fútbol está hecho para unir a la gente.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.