Otro caso de manipulación en Twitter

Otro caso de manipulación en Twitter

No es la primera vez que hablo de este tema, de lo fácil que resulta manipularnos en las redes sociales, compartiendo imágenes o noticias que nadie se preocupa de contrastar, pero que no dudan en difundir entre sus seguidores.

Hace meses sucedió con una imagen trucada, se difundió entre miles de usuarios, una vez desvelado el montaje pocos difundieron la corrección. Entiendo que cuando quieres atacar a tu rival utilices todas las armas a tu alcance, pero si usas la mentira entonces pierdes credibilidad, algo fundamental cuando crees que tú tienes la razón y no el contrario.

Durante esta semana he vuelto a ver otro caso parecido de difusión de imágenes falsas para atacar al rival, y la gente la ha compartido sin pararse a pensar si era o no cierta. Da igual, lo importante es tener munición con la que atizar y cuanto más sensacionalista, mejor.

(más…)

Share

Video: Monta una ducha para joder a los que le mean el rincón de su casa

Video: Monta una ducha para joder a los que le mean el rincón de su casa

Un vecino estaba harto de que los transeúntes utilizaran su rincón para hacer sus necesidades en la vía pública. Primero montó una cámara para grabarlos y denunciarlos a la policía, pero no logró perdieran el tiempo en identificarles para multarles. Así que pasó al plan B, mi favorito, yo lo llamo “Ducha pasiva-agresiva“.

Montó una ducha y cuando veía que alguien se disponía a “aliviarse”, abría el agua a tope y grababa la reacción de la víctima. La versión 2.0 tenía la ducha giratoria, para poder mojarles en caso de que vieran el tubo y se movieran a un lado. El resultado es genial, los comentarios no tienen desperdicio.

Share

Vetusta Morla ofrece gratis su disco “La Deriva” en Youtube

Vetusta Morla ofrece gratis su disco “La Deriva” en Youtube

Ya no se escucha hablar tanto del pirateo de la música, hace un siglo que no veo un top manta por las calles, parece que ya no hay tanta demanda por parte de los usuarios de conseguir la música de forma “fraudulenta”. Entre otros motivos está que la oferta “legal” ha mejorado mucho y, algo más importante, que los grupos están tomando conciencia de que luchar contra quien quiere escuchar tu música es contraproducente.

Hemos vuelto al modelo de negocio basado en las actuaciones en directo, ya nadie vende millones de discos porque la gente consume la música online. Y el que no lo entienda se acabará estrellando, es más, hay muchas bandas que están adelantándose y prefieren gestionar su carrera ofreciendo la música libre en canales tan populares como Youtube.

Hoy mismo, Vetusta Morla, una de mis bandas indies preferidas, han lanzado su nuevo disco, “La Deriva, y lo hacen en su propio canal de Youtube, donde tienen más de 33.000 seguidores. Han cuidado varios detalles, todas las canciones incluyen la letra, con lo que favorecen que los fans se las aprendan y en los conciertos el efecto sea especialmente interesante. Te dejo el disco completo en este enlace y de paso el single que le da título al disco:

Toca esperar a ver cuando estará disponible en Spotify, por ahora no lo podemos escuchar.

Vestusta Morla lleva haciendo lo mismo con todos sus discos desde que comenzaron su carrera. Luego le extrañará a alguien que sean una banda de culto, que llenan todos sus conciertos y que se los rifan en sus giras americanas. Normal, saben que sus fans quieren escuchar su música, pero sólo están dispuestos a pagar por verles en directo. Algo lógico por otra parte.

Share

Despidos 2.0: Por criticar en Twitter a tu empresa

Despidos 2.0: Por criticar en Twitter a tu empresa

Las redes sociales, como cualquier otra herramienta de comunicación, tiene sus riesgos. Me refiero a riesgos personales relacionados con las opiniones que viertes públicamente. Tu libertad para publicar una crítica se puede encontrar de frente con la reacción violenta de quienes defienden lo que estás poniendo en duda. Es más, tu libertad desaparece ante el miedo a las reacciones, al final dejas de opinar públicamente para evitar enfrentamientos, con lo que ganan los que defienden el pensamiento único. Además hay que sumarle un nuevo riesgo, cada día más frecuente. Puedes llegar a perder tu trabajo por el uso que haces de las redes sociales, y no me refiero a que te despidan por estar enviando whatsapps en horas de trabajo.

Aquí llega un dilema que me gustaría comentar contigo. Imagina que como cliente de una empresa haces comentarios críticos sobre ésta en las redes sociales. Por cosas del destino encuentras trabajo en una de esas empresas que tanto criticabas. Mi primera pregunta va relacionada a si aceptarías trabajar para una empresa a la que tanto has criticado. Déjate de historias sobre que si el paro y la crisis. Digo que si “moralmente” aceptarías trabajar en una empresa que has criticado duramente. No es fácil la respuesta, ¿verdad? La segunda pregunta va sobre si las empresas tienen derecho a monitorizar las redes sociales en busca de las críticas de los usuarios y si encuentran que uno de sus trabajadores les ha criticado, ¿podrían despedirle?

Te pongo un ejemplo que he encontrado en Twitter y que me parece especialmente esclarecedor. Lee lo que cuenta Daniel Cana y lo que le pasó por tuitear contra la directiva del Barça:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este caso encontramos los dos planteamientos del dilema, un trabajador que critica a una entidad (y a sus representantes) y una empresa que le despide cuando tiene conocimiento de esas críticas. Según lo veas puedes resumir que un tipo aceptó trabajar para alguien a quien criticó, o bien puedes decir que una empresa prescinde de un candidato válido por las críticas que hace públicamente.

Parto de la base que criticar es beneficioso, es más, yo sólo critico lo que para mi tiene algo de valor afectivo. No pierdo el tiempo en cosas que no me importan, por tanto que no me interesa que mejoren. Las empresas deberían entender que quien critica (hablo de críticas argumentadas, no confundamos con insultos y menosprecios) está dedicando un tiempo de su vida a encontrar defectos. Creo que en los blogs es más fácil de entender, durante años hemos recibido comentarios a nuestros posts, muchos criticando el contenido por incorrecto.

En mi caso siempre he agradecido esas críticas para corregir posibles errores, pero con el tiempo las críticas se hacen en las redes sociales, no en el propio medio donde está el contenido criticado. Al final no te enteras de que lo estás haciendo bien o mal porque la repercusión no está en tu blog (o tu empresa), sino en las redes. Y claro, no todos tenemos tiempo/ganas de andar monitorizando lo que dicen de nuestro blog (y de nosotros) en las redes.

Y esa es la gran novedad que estoy viendo. Hasta ahora la reputación de una empresa le podía costar dinero, ahora al trabajador también le puede salir caro. Siempre digo que en el momento que aceptas entrar a una red social te debes preocupar de no dar una mala imagen con tus comentarios. Claro que puedes (y debes) criticar, pero dar los buenos días a las 11:00h o compartir fotos borracho un jueves por la noche no son tu mejor presentación de cara a conseguir un trabajo en una empresa seria. No estoy hablando de tener un perfil profesional, digo que hay que pensar siempre dos veces lo que vas a tuitear. Una la piensas por ti y la otra por tu reputación, a cómo te podría dañar de cara al futuro.

Share