Los altavoces bluetooth han mejorado mucho en poco tiempo, tanto en la calidad del sonido como en la autonomía de uso. Hoy os hablaré del último que he podido probar y que es un salto sustancial respecto a los que he tenido hasta ahora. Se trata del Aukey SK-M12, un altavoz bluetooth diseñado para usar en exteriores.

La marca Aukey la conocía por sus productos relacionados con las baterías y cargadores, de hecho creo que son de los mejores fabricantes que conozco, pero al ver que también habían hecho su incursión en el mundo de los altavoces bluetooth me decidí a probarlo. Lo primero, antes que enrollarme explicando sus características técnicas, es escuchar cómo suenan:

Se trata de un equipo de 10W de potencia con doble altavoz de 5W cada uno, protegidos por una carcasa de silicona ABS que le ayuda a protegerse de los impactos. Es un altavoz que te llevarías sin problema a la playa sin miedo a que se rompa por un golpe. Tampoco tendrás problema de autonomía, con una batería de 2600 mAh he conseguido algo más de 24 horas de autonomía (el fabricante habla de 30h). No es sumergible, pero sí resistente a las salpicaduras y el polvo. Yo lo he puesto un rato bajo el chorro de agua del grifo y sin problemas, pero entiendo que no es para usarlo en el agua mucho tiempo.

Trae varias mejoras, como el BT A2DP 4.1 que hace más estable la conexión, reduciendo la latencia y mejorando el consumo. Comparado con otros modelos más antiguos, es el que se conecta más rápido con tu dispositivo. Es encender el altavoz y en 5 segundos ya está emparejado (te avisa con un pitido).

En la parte superior hay 5 botones:

  • Tecla de encendido: Aquí destaca que con sólo pulsar este botón ya tienes el altavoz emparejado con tu dispositivo. No trae ningún botón de activar/desactivar el BT ni nada parecido. Lo aprietas y comienza a funcionar.
  • Tecla Modo: La tecla M activa/desactiva el refuerzo de graves.
  • Tecla de llamada: El altavoz lleva incorporado micrófono, lo que te permite utilizarlo también como manos libres de tu móvil. Durante la reproducción de música funciona como botón play/pause.
  • Teclas +/-: Pulsando prolongadamente subes o bajas el volumen, con una pulsación corta funciona para cambiar de canción. Yo lo habría hecho al revés, muchas veces quiero subir el volumen y acabo cambiando de canción.

En un lateral lleva un asa roja por donde puedes colgarla (no trae correa) y en el otro lateral hay una tapa de silicona roja que protege la entrada auxiliar de 3,5mm, la entrada micro USB y el orificio para hacer reset. En la base lleva una rosca de trípode por si quieres usarlo con algún pie de cámara que tengas por casa (ideal con los tipo Gorillapod de patas flexibles).

La calidad de sonido es notable, destacada especialmente por su potencia, más que suficiente y por encima de la media. Lógicamente satura al alcanzar el máximo, perdiendo bastante calidad, lo que agradeceremos los humanos en caso de que un cani se siente a nuestro lado en el metro con un altavoz de estos escuchando “trap”.

Lo he podido comparar con el altavoz Xiaomi mi Speaker que tiene la mitad de potencia, pero a bajo volumen no hay tanta diferencia de calidad respecto a este modelo de 5W. Evidentemente no tienen la misma calidad de materiales, ni resistencia a los golpes, ni autonomía. No compiten en el mismo sector, simplemente.

Tiene un modo de refuerzo de graves, lo puedes ver en el video que hay más arriba. Se nota un poco más que bajan los agudos y refuerza los bajos, pero tampoco es una gran diferencia. Sí he notado que aumenta el consumo de batería, así que si en caso necesario lo podemos desactivar y alargar un poco más la autonomía, pero ya te digo que es un altavoz con el que podrás echar todo el día en la playa o el campo sin que te quedes sin música.

Nota: 7

Lo mejor: calidad de construcción, autonomía, emparejamiento y potencia.

Lo peor: no se nota lo suficiente el estéreo, los mandos para subir y bajar el volumen provoca errores involuntarios, el tamaño no es para llevarlo a diario encima.