No sé si has leído algo sobre la polémica que ha surgido a raíz de conocerse la lista de los nominados a los Oscars 2016. Este año en la lista de 20 nominados los actores, actrices y directores son de raza blanca. No hay representación de las minorías de EEUU y algunos actores afroamericanos se han escandalizado, llamando incluso al boicot.

Nunca le he dado especial importancia al tema del racismo porque no lo concibo en mi día a día. Claro que uno está expuesto a los prejuicios sociales, pero eso no me impide tratar a cualquier persona con el respeto que se merece. Pero no más. No considero que nadie necesite un trato especial por motivos de raza. Esa discriminación positiva tampoco va conmigo. Al final cada persona es diferente y el color de su piel no es nada más determinante que ser alto, gordo o calvo. Otra cosa es la cultura y educación que tenga el individuo, y como todos sabemos eso también depende mucho de cada uno. El que pretenda generalizar con ciertos tópicos raciales tiene un problema grave, pero ese nunca será mi caso.

Imagino que los que están protestando contra la “lista blanca” de los Oscars 2016 querrían quizá un reparto por cuotas, que pase por encima el color de la piel al talento o el trabajo realizado. Pocas cosas me dan más miedo que las cuotas, refugio de mediocres que crean sus chiringuitos donde enchufar a toda “su gente”.

Lo curioso es que los que han protestado han sido varios actores de raza negra, quizás olvidan que ya no son la minoría mayoritaria en EEUU y creen que todavía deben seguir recibiendo la atención que antes tenían. Si echamos un vistazo a este gráfico podemos ver la diversidad de la población de EEUU:

race14n-1-webEn estos momentos la población norteamericana supera por poco los 300 millones de habitantes, de los cuales los “blancos” representan a un 65% de la población, seguidos por la población hispana con un 16%, la población “negra” con el 12%, la población asiática sería del 5% y el resto serían nativos americanos y población multirracial (año 2010).

Ya puestos a pedir cuotas representativas de la diversidad de su país no estaría mal echar un vistazo a la representación de políticos en el CongresoAquí si que debería existir cuotas que aseguren la diversidad, al final son las cortes representativas de la ciudadanía. Veamos qué aspecto tiene:

transparency

Ya puestos a indignarse con el reparto de los nominados por no representar la diversidad de la población, yo me enfadaría también muchísimo porque no han tenido en cuenta la pirámide poblacional.

Pirámide USA 2010. Evolución

La población de 20-24 años es casi tan abundante como la de los 50-54 años, pero estos están más representados en los nominados, donde casi no hay jóvenes. ¿Es o no es indignante? Y ya no contemos con que en EEUU hay un 20% de calvos que tampoco están representados este año entre los nominados, donde todos tienen pelazo que da envidia. Y los gordos, ¿Donde están? Con una tasa del 31% de la población y no veo gordos entre los nominados a los Oscars 2016. Esto es inadminsible, un escándalo.

2001_02_actress_actor_berry_washingtonEspero que se entienda que estoy exagerando, me parece tan absurdo quien defiende cuotas representativas en unos premios que creo que de verdad tienen un grave problema de racismo. Si estamos premiando a los mejores lo último que hay que mirar es su aspecto físico. Si lo que queremos es un reparto que se ajuste a la diversidad de un país entonces si que estamos siendo racistas.

En el año 2002 los Oscars premiaron a Denzel Washington y Hale Berry. Ese año hubo 2 actores de color entre los 5 nominados al mejor actor y no recuerdo a nadie que se quejara. Ni he escuchado a los latinos usar el victimismo.

Pero está claro que si logran repercusión con estas protestas todas las minorías van a reclamar su cuota, lo que convertirán los Oscars en una mierda políticamente correcta.

Y todo esto que he dicho no quita que si, que los Oscars han sido racistas desde hace más de 80 años, no es nada nuevo. Lo ha sido el mundo del cine en general al relegar a los actores de color a desempeñar los mismos roles (esclava, sirvienta, músico…). Sólo hay que echar un vistazo a esta infografía para ver que los Oscars siempre han sido muy blancos:

resize