Llevo un par de meses disfrutando de una conexión de fibra óptica en casa. Vivo en un pequeño pueblo de montaña y nunca imaginé que podría tener acceso a este tipo de redes. De hecho hasta hace bien poco tenía una línea ADSL que pagaba a precio de sangre de unicornio, pese a que no me llegaba ni la mitad de velocidad de lo que tenía contratado. De hecho siempre me ha llamado la atención cómo os usuarios hemos aceptado durante años pagar por un servicio incompleto. ¿Te imaginas que te compras un coche con un motor de 100cv pero luego cuando lo conduces sólo tuviera 80cv reales? Pues con las conexiones domésticas ha sucedido algo así durante demasiado tiempo.

Estaba muy insatisfecho con mi proveedor, pero no sabía que la fibra óptica estaba al alcance de mi domicilio, ha sido algo casi exponencial, porque en cuestión de pocos meses han cableado casi todo el pueblo. Tuve que recurrir a una web del tipo http://www.comparaiso.es/fibra para descubrir que la oferta que tenía era mucho mayor que la simple ADSL que estaba “sufriendo” hasta entonces. Parece que Movistar ha logrado forzar al mercado para que la fibra doméstica sea un hecho en pocos años. Hace poco leí que España es ya el país con más líneas de fibra óptica de Europa, aunque sigue siendo Suecia la que mayor penetración tiene de este tipo de redes.

CRMv7yhWcAAsJhq

Viendo este gráfico se entiende un poco mejor todo. Movistar ha duplicado el número de líneas en un año, lo que ha forzado que el resto de la competencia también se vuelque en adoptar como un estándar ya la conexión de fibra óptica. En el último año han aumentado un 192% el número de líneas de fibra óptica en España, la cifra más alta de Europa.

Si viendo la tabla te preguntas por qué Reino Unido y Alemania no lideran la lista, es porque allí se apostó más por el cable HFFC (aquí lo tiene ONO), que es simétrico y ofrecía mayor velocidad desde siempre que la ADSL y las primeras conexiones de fibra óptica. En Alemania hay casi 6 millones de conexiones de cable y en Reino Unido casi 4,5 millones.

También me llamó la atención conocer qué países de Europa tiene fibra óptica, durante tiempo he dado por hecho que era una conexión habitual y masiva, pero viendo los resultados de Alemania y Reino Unido parece que estaba errado.

Lo que está claro es que la ADSL acabará muriendo, cada mes hay 100.000 nuevas líneas de fibra, más o menos las mismas que se van dando de baja de la ADSL, a este ritmo habrá 20 millones de conexiones de fibra óptica disponibles en España a final del 2015.

150203094142_1_900x600