Los mejores Flashmobs del mundo

Cuando Bill Wasik organizó el primer flashmob de la historia por las calles de Nueva York en 2003 seguramente no se imaginaba que la creación artística que había ideado tuviera tanto recorrido. Básicamente, un flashmob es una performance, por lo general con un tono bastante bizarro, realizada por mucha gente en lugares poco comunes. Uno de los puntos característicos es que los participantes de la actuación la organizan por Internet, por lo que tienen una fuerte vinculación con la tecnología.

A continuación puedes ver siete de los flashmobs más espectaculares hecho hasta el momento:

Frozen Grand Central

Este flashmob, realizado en el año 2008 en la Grand Central Station de Nueva York, es un hito en la historia de estas performances. Más de 200 personas se reunieron en este mítico lugar de la ciudad que nunca duerme para “congelarse” en el mismo momento y “descongelarse” minutos más tarde.

En medio de un examen

¿Hay algún momento menos propicio para recibir una sorpresa que el examen de ingreso a una prestigiosa universidad? Precisamente por eso es uno de los mejores escenarios para un flashmob así que los alumnos y el profesor de segundo ciclo de la Universidad de Toronto fueron los espectadores privilegiados de una parodia de Los Miserable.

Flashmob ruso

Moscú en pleno de mes de febrero no es, precisamente, un lugar cálido. Sin embargo, los gimnastas, bailarines e invitados de una fiesta nupcial lograron caldear al ambiente de una famosa plaza de la capital rusa bailando y dando piruetas al son de Puttin On the Ritz. Y todo comenzó con un hombre solitario dispuesto a dar la nota.

La  bienvenida de T-Mobile

Seguramente conoces a esta operadora multinacional por su grandes pack en Smartphones de última generación, como el pack T-Mobile del nuevo celular Samsung, pero también se la conoce por revolucionar el mundo del flashmob en 2010 al dar la bienvenida a los pasajeros del aeropuerto londinense de Heathrow con una actuación en la que no participaron instrumentos musicales, sino que se hizo a capela.

Flashwatz de Tchaikovsky en el Hospital de Hadassah

El 5 de marzo de 2013 el hospital de Hadassah en Jerusalén vivió uno de los flashmobs más espectaculares que se conocen. No en vano la Academia de Música de Jerusalén y la Orquesta de la Danza combinaron esta moderna forma de arte con la música clásica al ritmo de Tchaikovsky. Todo ello en el Día de Good Deeds en el que 370.000 ciudadanos se ofrecieron como voluntarios en una variedad de proyectos en todo el país para el beneficio de otros.

Tributo a Michael Jackson en Estocolmo

Michael Jackson fue uno de los mejores bailarines de la historia y por eso 300 personas decidieron hacerle un tributo en Estocolmo que ha sido visto por más de seis millones de personas.

Estos siete ejemplos demuestran que la enorme creatividad de los flashmob produce un fuerte impacto que puede ser aprovechada con fines reivindicativos, comerciales o de puro divertimento.