Empecemos por reunir conceptos básicos: en España no hay cadena perpetua porque la filosofía de nuestro código penal no es el castigar al condenado, sino ayudarle a reinsertarse, “Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social. Eso es lo que dice nuestro el Art. 25.2 de la Constitución Española.

Es decir, que si un preso tras cumplir su condena no está rehabilitado, reinsertado y ha pedido perdón por los actos cometidos, entonces el sistema es un fracaso. Aún así vemos normal que un tipo salga a la calle y la sociedad acepte que puede reincidir cometiendo el mismo delito una y otra vez.

El primer argumento que me han dado en contra de la cadena perpetua es el coste económico de mantener a una población reclusa durante tantos años. Que la tasa de reincidencia no es tan alta como pensamos y que es innecesaria.

Bien, frente a argumentos de este tipo lo mejor es recurrir a los datos, y la cifra de delincuentes reincidentes en España oscila entre un 46,6-55%, según las fuentes consultadas (la cifra más alta es de un informe del sindicato mayoritario de funcionarios de prisiones del 2010). Otro dato más relevante: la media de tiempo que tardan en reincidir es de 358 días. En menos de un año, la mayoría ha vuelto a prisión y 5 años después no hay ninguno que no haya reincidido. Es decir, el preso reincidente tarda como mucho 5 años en volver a cometer el mismo delito. El mismo.

Captura de pantalla 2015-02-08 a las 22.10.32

Más claro, agua. La mitad de nuestros presos más peligrosos fracasan en su proceso de reeducación y reinserción. Estamos manteniendo un sistema penitenciario deficiente, incapaz de llevar a cabo lo que dicta la Constitución de 1978. Y el fracaso afecta tanto a hombres como a mujeres, siendo estas últimas las que tardan menos en reincidir:

Captura de pantalla 2015-02-08 a las 22.12.06

El coste económico y social de sacar a la calle a presos que sabes que en 5 años van a cometer el mismo delito no está calculado, pero estoy seguro que si en esos delitos hay en juego vidas humanas, cualquier coste será barato comparado con salvar alguna víctima. Porque además, las reincidencias en delitos graves son tan abundantes como en delitos menores. Dejan libres a maltratadores que en menos de 5 años van a volver a maltratar a una víctima, y no pasa nada:

Captura de pantalla 2015-02-08 a las 22.13.30

Frente a todos estos datos debería existir la cadena perpetua revisable, donde cada 25 años el preso tenga la oportunidad de demostrar que ha hecho su parte del trato. En caso contrario debe seguir siendo “reeducado”. Puestos a aceptar que el sistema es un fracaso, al menos mantenemos alejados de la sociedad a inadaptados que no conocen otra forma de relacionarse con su entorno que delinquiendo.

Estoy dispuesto a pagar más impuestos para mejorar ese trabajo de readaptación y que en los casos necesarios se asuma la manutención de los individuos de por vida. Los delincuentes son errores de la sociedad, tenemos que aceptar esa responsabilidad.

Datos