No recuerdo a un galardonado que haya hecho tantos méritos para recibir el premio al Gilipollas de la Semana. Se trata de un australiano al que llamaremos Jack, que ha sido la primera persona en comprar un iPhone 6. Tras pasar varias noches haciendo cola en la tienda de Apple en Perth, salió orgulloso con su nuevo móvil mientras los medios le esperaban en la puerta para recoger sus primeras palabras (momento fanboy total). Y como es gilipollas se presta al juego mediático, lo saca de la caja para enseñarlo y… Exacto, se le cae al suelo. Luego disimula pero parece que la pantalla se le ha roto. Tremendo.

http://youtu.be/0_eRHGj43lA