Todos hemos visto algún reto de esos que circulan por la red, uno de los más divertidos fue el de comerse una cucharada de canela (algo imposible). Poco después comenzaron a salir algunos retos más peligrosos, como el del Hot Water Challenge (meter la mano en agua caliente y ver quién aguanta más) y la del Bikini Bridge (que fomentó la anorexia entre las chicas). Pero el que acaba de saltar a la fama es directamente una locura, se trata del Fire Challenge.

Se trata de rociarse con líquido inflamable y prenderse fuego, para luego apagar las llamas bajo la ducha o en una piscina. He encontrado este recopilatorio que vas a flipar, alguno está dispuesto a colaborar en la selección natural, optando a un Premio Darwin.

http://youtu.be/u4T1-jxYGDg