[et_pb_section][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”left”]

La abdicación del Rey la veo como una partida de ajedrez, donde sacrificas la reina para lograr que muchos dediquen horas en comentar si es acertada la decisión. Se habla más de si es el momento de hacerlo y casi no se analiza las posibles razones que hayan llevado al Rey a tomar esta decisión. Sobre su abdicación se lleva hablando desde hace dos años, siempre se ha descartado por completo, y tan inapropiado es ahora como hace seis meses. El hecho de haber esperado hasta después de las elecciones europeas debe dar una pista.

El juez Castro, Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina, el desafío soberanista catalán, la crisis del bipartidismo… Cualquiera de esas causas sería suficiente para justificar su decisión. Pero si estamos hablando de que esto puede ser una partida de ajedrez jugada por Fran Underwood (ver House of Cards), entonces hay que rascar más en profundizar para descubrir qué es lo que se quiere evitar con un sacrificio como este.

En las próximas elecciones generales los dos partidos principales pueden llevarse un susto con los nuevos partidos populistas, tanto de izquierdas como de derechas, que si comparten algo en común es que no quieren seguir manteniendo una monarquía.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_slider admin_label=”Slider” show_arrows=”off” show_pagination=”off” auto=”off” parallax=”on”][et_pb_slide heading=”El futuro juicio por los chanchullos de Urdangarín pueden hacer que el Duque de Mallorca acabe en la cárcel” background_image=”http://soyplastic.net/wp-content/uploads/2014/06/120225034940-inaki-urdangarin-story-top.jpg” background_color=”#ffffff” alignment=”center” background_layout=”dark” /][/et_pb_slider][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”left”]

Nadie sabe cómo puede reaccionar un hombre así en tal situación, imaginad que tira de la manta y saca a la luz que el Rey estaba al tanto de todo, daba su aprobación e incluso que se llevaba un pellizco de las mordidas más gordas. Si, el Rey ahora es inviolable y no se sabe si su estatus legal se mantendrá en caso de abdicación, pero lo importante es que la imagen de la corona quedaría manchada para siempre.

Este es el argumento que más me hace pensar que estamos ante un sacrificio estudiado, al final la pérdida de la figura de Juan Carlos es asumible, su estado de salud le impide llevar el día a día de su cargo, su crisis familiar es patente, ha perdido el apoyo de su mujer, de sus hijas y sólo le queda el de su hijo.

Actualizo este punto (03/06/2014)

Esta teoría se refuerza después de leer esta noticia:

infolibre

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_slider admin_label=”Slider” show_arrows=”off” show_pagination=”off” auto=”off” parallax=”on”][et_pb_slide heading=”El desafío soberanista catalán le da una oportunidad de oro al Príncipe Felipe de alcanzar su propio 23F” background_image=”http://soyplastic.net/wp-content/uploads/2014/06/1357650599_927667_1357650733_noticia_normal.jpg” background_color=”#ffffff” alignment=”center” background_layout=”dark” /][/et_pb_slider][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”left”]

Ejercer de mediador, logrando una solución al gusto de todos, sería su tarjeta de presentación ante la sociedad. No sé si soy el único que piensa que el Príncipe de Asturias y Girona es el más adecuado para lograr una salida, pero al menos creo que si busca un reto a la altura del que tuvo su padre con el golpe de estado de Tejero, esto lo iguala o incluso supera por las consecuencias que puede tener.

Los que buscan una tercera vía apostando por un modelo de Estado Federal, quizá tengan al mejor cómplice en el futuro Felipe VI. Por cierto, ya es curioso que los catalanes tuvieran a su primer rey Borbón en la figura de Felipe V y se presente la oportunidad histórica de que Felipe VI sea su último rey Borbón.

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_slider admin_label=”Slider” show_arrows=”off” show_pagination=”off” auto=”off” parallax=”on”][et_pb_slide heading=”El factor House of Cards” background_image=”http://soyplastic.net/wp-content/uploads/2014/06/ygbkj.jpg” background_color=”#ffffff” alignment=”center” background_layout=”dark” /][/et_pb_slider][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”left”]

Si de verdad todo esto fuera una partida de ajedrez jugada por Frank Underwood, seguro que habría todavía un factor sorpresa. Quizá un giro de los acontecimientos de última hora, una catástrofe natural o un accidente grave en Cataluña que haga que la solidaridad del resto de los españoles se lleve por delante el proceso independentistaEs muy retorcido pensar algo así, pero si ves House of Cards sabes que en política todo vale si se logra un objetivo que te proporcione más poder.

No sabemos todavía si Felipe VI será rey, ni si habrá hueco para el debate sobre si volver a implantar la República, yo no daría nada por hecho, en el ajedrez no se muestran todos los movimientos a la vez, se hacen sacrificios para despistar y muchas veces se deja que sea un simple peón quien te dé el golpe de gracia.

Atentos a los personajes secundarios que puedan comenzar a salir a la palestra en poco tiempo.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]