Leo la noticia (y muchos os habéis hecho eco de ella en Twitter) que un informe de Cáritas habla que el Estado en lugar de rescatar las autopistas de peaje (unos 5.000 millones de euros), se destine la mitad de ese dinero para rescatar a 500.000 hogares en riesgo de pobreza, donde no entran ingresos cada mes. Pero será mejor que veamos a fondo este asunto.

Todo nace del documento presentado por Caritas en su adelanto del informe preparado por la Fundación FOESSA, “Análisis y Perspectivas” para el 2014, es “un análisis detallado de los distintos indicadores sociales disponibles sobre Renta y Desigualdad, Empleo, Pobreza y Privación y Derechos sociales”.

Uno de sus responsables hizo estas declaraciones:

Llevamos tiempo tratando de que se habilite un sistema de garantías mínimas, hay 500.000 hogares sin ingresos, acabar con esa situación son 2.600 millones de euros, es un precio claramente inferior a lo que se está hablando que costaría el rescate de las autopistas y hablaríamos de acabar con la pobreza severa, claramente es asumible. Desde Cáritas han propuesto que estos 2.600 millones se destinen a ayudas directas, a un “salario social”para estos hogares sin ingresos que han aumentado de 300.000 en 2007 a 700.000 en 2013.

Francisco Lorenzo

O sea, piden que se repartan 2.600 millones entre 500.000 hogares sin ingresos, eso sería unos 5.200€ para cada hogar. ¿Y tenemos que creernos que con ese dinero se acaba con la pobreza? Ya, claro. Lo que más chirría es que pidan “una paguita” para cada familia a modo de salario social, poco más de 5.000 euros por cada hogar. ¿Qué clase de pobreza es esa que se soluciona con sólo 5.000€?

Estamos hablando de ¿créditos sin pagar? ¿Acceso a la vivienda? ¿Necesidades básicas como ropa y alimentos? Es más, incluso como decía mi amigo @rafaglop:

Además, el mismo informe entra en contradicciones con estas declaraciones, porque indica que sólo el 7% de estos hogares tiene un cabeza de familia con formación universitaria. Es decir, hay condicionantes como la educación, que son precursores del riesgo de pobreza.

Hay alguno que cree que si, por ejemplo mi amigo @edulfc cree que serían suficientes:

 

No, no creo que sea suficiente dinero ni la solución adecuada. Y lo digo por lo siguiente, tenemos metida en la cabeza una máxima errónea. Los recortes no son por gusto, el Estado está en quiebra, no tiene dinero para pagar las políticas sociales a las que estábamos acostumbrados. La tasa de población activa ha descendida y por tanto la de ingresos por impuestos directos.

¿Cómo logramos seguir pagando sin tener los mismos ingresos? No entro a juzgar si se podía recortar más de aquí que de allí, digo que si no tengo dinero yo no puedo seguir pagando la cuota del gimnasio, la cuota de internet, el seguro del coche, la subscripción al diario… Tengo que hacer “recortes” porque mis ingresos no me permiten mantener mi ritmo de vida. Es más, si mis ingresos se reducen tanto, tendré incluso que cambiar de vivienda por una más barata que me pueda permitir.

Entendido este punto, ¿Alguien está en contra de los recortes? Si, claro, el que está a favor de endeudarse más, vivir de créditos que pagarán nuestros hijos en forma de deuda pública. Eso mismo lo siguen haciendo muchas familias que viven de créditos para pagar cosas que ahora mismo no se pueden permitir. Porque es así de simple, si tienes que pedir un crédito es que eso no está  a tu alcance, y antes nos enseñaban que tenías que ahorrar para poder comprar, ahora lloran a los bancos para que vuelvan a relajar el crédito y las familias puedan volver a endeudarse (y volver a repetir la historia que nos llevó a esta crisis).

Los rescates a las autopistas ha sido un error. Difundir falacias sobre la pobreza para lograr repercusión social y el aplauso fácil también es otro error.