El premio de esta semana viaja a China, concretamente a una oficina del China Construction Bank, en Shangai. Allí se presentó una mañana nuestro galardonado con intención de robarlo, armado con un hacha de carnicero. Pero algo falló,  el ladrón hacía mucho tiempo que no entraba en una oficina bancaria y no sabía una cosa básica, la oficina está protegida por vidrios de seguridad.

La reacción de la cajera no tiene precio, se ríe en su cara. Eso si, la reacción del ladrón no la acabo de entender, parece que se pone a hablar por el móvil para disimular o algo que no acabo de comprender. Por estos motivos le otorgamos el premio al Gilipollas de la Semana, enhorabuena.

http://youtu.be/Lz9-1_kzpxU