A punto de llegar a la centena de premiados, hemos buscado un gilipollas de los que hacen época y por suerte lo hemos encontrado. Se trata del famoso Clint Ewing, motociclista conocido por sus acrobacias y por atreverse a hacer cualquier cosa con una moto.

El pasado día siete de agosto se disponía a batir el récord del mundo del “Túnel de Fuego”, lo iba a intentar a lomos de su Yamaha, a través de un túnel de 110 metros hecho con mallas de alambre y paneles de cartón. El evento contaba con 40 voluntarios que con sus antorchas debía encender el cartón, pero al parecer hubo problemas y alguien, el verdadero gilipollas de la semana, tuvo la idea de echar un poco de gasolina para mejorar la combustión.

Claro, como puedes ver en el video, aquello se convirtió en una pira vikinga, para cuando Ewing entró a toda velocidad con su moto, la temperatura dentro del túnel debía ser insoportable. Acabó saliendo a mitad de trayecto con quemaduras de diversa consideración. Atento al video y verás cómo quedó su casco.

http://youtu.be/sBESZOwrSQQ

Actualizo

Hay que recordar que en 2008 Ewing ya batió este record, aunque aquel día el túnel era mucho más “endeble” que el de hace unos días: