La realidad siempre supera la ficción y este video podría ser parte del guión de una peli de Batman. Uno de los malos construye un bulldozer blindado para arrasar la ciudad, la policía no tiene manera de detenerle mientras destruye casas, tiendas, colegios… A ver quién puede frenar a un bulldozer que  además lleva la cabina blindada con planchas de acero para que su conductor no pueda ser abatido por los disparos de los SWAP, además dispuso una serie de armas automáticas y rifles de caza para ir disparando desde dentro sin ser visto.

El responsable de todo era Marvin John Heemeyer, un fabricante de silenciadores local, que tras un problema con el Ayuntamiento se tomó la justicia por su cuenta. Modificó un viejo Bulldozer Komatsu D355A y arrasó el edificio del Ayuntamiento, la casa del alcalde y varios locales más del pueblo de Granby, Colorado (EE.UU.), causando daños valorados en 7 millones de dólares.

¿Cómo acabó todo? En el video no lo verás bien, pero cuando le falló el sistema hidráulico en uno de los derribos, se quitó la vida con una escopeta que llevaba en la cabina.