Hemos visto muchos tipos de “timelapses” donde la gente se fotografía cada día durante años y años. Pero lo de hoy es diferente, el protagonista es James Larrimore y comenzó su One Second Lifetime el pasado 13 de marzo del 2012. Desde entonces cada día ha grabado un video y con todo ese material ha creado este video donde aparece sólo un segundo de cada uno de esos videos. El resultado es mucho más interesante de lo que me esperaba.

Me recuerda en parte un documental (un tanto experimental) de Lars von Trier, 5 Condiciones, donde le pide a un director sueco, Jorgen Leth, que vuelva a grabar su famoso corto The Perfect Human pero siguiendo 5 condiciones. Una de ellas es que cada plano no puede durar más de un segundo. El resultado de esta película es una maravilla para los que nos gusta el cine desde el punto de vista técnico. Se la recomiendo sólo a los muy abiertos de mente.