El tiempo pasa rápido en la red, los virales se quedan en el olvido cada vez más pronto, pero será por nostalgia de la old school o por otra razón, los primeros virales de la internet moderna tienen un sabor especial. Uno de esos virales fue el video de aquel chico gordito imitando los gestos de lucha de Darth Maul de la saga Star Wars. En aquel video del año 2.003 aparecía Ghyslain Raza, un canadiense que en aquella época tenía 15 años y grabó ese video para un trabajo de clase. El pobre Ghyslain se dejó la cinta en la cámara y unos compañeros encontraron el video unos meses después.

Primero circuló vía email entre los alumnos de su colegio, después el más geek del grupo decidió subirlo a internet y entonces se desencadenó un viral que a día de hoy acumula casi mil millones de reproducciones. Aquel video fue parodiado en series de animación como Padre de Familia, en todos los shows humorísticos que te imagines… Por suerte la historia acabó bien después de que Ghyslain acabase con depresión internado en un centro de menores. Tras un acuerdo extrajudicial entre sus padres y los de los alumnos que difundieron el video, la vida del Star Wars Kid fue volviendo a la normalidad.

Ghyslain Raza

De hecho hasta hace un par de años era un señor respetable, estudió derecho y vive integrado en la comunidad de su ciudad Trois-Rivières donde preside una asociación para la conservación del patrimonio cultural local.

Hoy os quise hablar de este viral porque he encontrado un proyecto que me parece muy interesante y quería compartirlo con vosotros. Se trata de The Big Internet Museum, algo así como un museo de los grandes hitos de internet. Ahí he encontrado al Star Wars Kid y muchos otros fenómenos virales que rulan por la red desde hace 15 años. También aparecen destacadas las fechas en las que vieron la luz servicios tan populares como Youtube (2005), Wikipedia (2001) y otros fenómenos virales como Nyan Cat (2011).

Como todos los museos tiene diferentes alas dedicadas a la música, los juegos, los memes, social media, historia… Me he pasado un rato divertido visitándolo. Mucha nostalgia de aquellos primeros años de la red, sin tanto social media ni tanto gurú vendedor de humo…