Este cóctel nunca puede dar buen resultado: ruso, alcohol y una pala escavadora. Imagina la que organiza nada más entrar en una zona residencial, llena de coches aparcados. Eso si, los propietarios de los vehículos saben cómo tomarse la justicia por su cuenta:

http://youtu.be/GVCAsd1V5Oc