Los antisistemas tienen algo en común: viven gracias al sistema que quieren destruir. Se aprovechan de las infraestructuras que pagamos los demás con nuestros impuestos. Es un resumen simplista pero suficiente para entender mi siguiente planteamiento.

La polémica que tenemos en Cataluña sobre los padres que se quejan de que la Generalitat les obligue a pagar 3€ pese a llevar la comida de casa en una fiambrera, me parece forzada y poco razonada. Pero a ver si puedo explicar mi argumento sin que me llames facha antes del segundo párrafo.

Cuando era pequeño yo comía en casa. Mi madre era ama de casa y nos tenía preparada la comida nada más llegar del colegio. No sé lo que es comer en un comedor escolar y al principio tenía mis reticencias para que mi hija tampoco comiera allí. Al final valoré las ventajas e inconvenientes y ahora ella come en el cole como el 80% de sus compañeros.

Si en los colegios no existieran comedores los padres podría decidir enviar a los niños con una fiambrera o tupper (como mejor te guste) y que los niños comiesen en el patio. No habría monitoras, ni cocineros, ni platos, ni mesas, ni cubiertos. Cada niño se llevaría lo suyo y punto.

Pero eso no es así, verdad? Hay comedores con todo el equipamiento necesario, cocineros, electrodomésticos, neveras y monitoras que ayudan a los más pequeños a comer. Pero claro, toda esta infraestructura se paga con el dinero que pagamos los padres cada mes, nadie nos lo regala ni nos lo subvenciona. Y ahí comienza la duda ética que os planteo.

Si tu situación económica es delicada y prefieres ahorrar algo de dinero en el comedor escolar, enviar a tu hijo con una fiambrera es hacer trampas. Y me explico. Si tus ingresos se han reducido deberías exigir una beca para el comedor, y ningún niño debería verse afectado por este tipo de crisis. Pero, siempre hay un pero, si envías al niño al comedor con una fiambrera y que coma allí, usando la sillas, mesas, cubiertos, monitoras y resto de instalaciones… y no quieres pagar nada, entonces eso es trampa. Si los demás padres pagamos el comedor haciendo nuestro esfuerzo, el que no paga porque no puede/quiere, y hace uso de las instalaciones está aprovechándose del sistema.

Qué pasaría si de pronto todos dejásemos de pagar el comedor y llevásemos la fiambrera de casa? Quién pagaría el gasto que supone todo el comedor, incluyendo las monitoras?

El que se queja porque le hacen pagar 3€ y protesta se está equivocando. Deberían protestar y reclamar una beca para sus hijos si de verdad no tienen suficientes recursos económicos. Y ahí si tendrán mi apoyo porque los niños son víctimas inocentes de los desmanes de sus padres, que siguen con el Audi A4 que se compraron durante la burbuja inmobiliaria, y antes de venderlo les hacen comer casi cada día lo mismo a sus hijos (historia real): macarrones.

Ya sabéis que soy liberal desde el punto de vista económico. Que cada uno es libre de en qué gastarse su dinero sin que nadie le obligue a pagar impuestos. Que sólo deberíamos pagar por las cosas que usamos. Pero claro, en esa fórmula hace falta que los que tienen menos recursos dispongan de becas y subsidios. Pero sólo los que lo necesiten, no todo el que quiere vivir de la sopa boba.

Por eso no defiendo a los padres que protestan por la polémica de los 3€ por tupper. No es la forma ni la vía correcta. Defender que tu hijo pueda comer “gratis” en el comedor es justo. Reclamar que coman en el comedor que pagan los demás, es injusto. Y ahora dime qué opinas tú del tema.