Los impuestos como ejemplo de estímulo negativo

Los impuestos como ejemplo de estímulo negativo

Como padre trato de educar a mi hija con estímulos positivos, premio su conducta cuando hace algo bien y no le  presto atención cuando se porta mal. Al final, por cuestión de economía del esfuerzo, ella hace lo que yo quiero porque le resulta más práctico y rentable.

El Estado con los impuestos realiza todo lo contrario, y la última subida del IVA (penúltima, porque nunca será la última) es un ejemplo claro de todo lo contrario que yo hago con mi hija. Han utilizado el argumento de que suben el impuesto porque hay poca gente que lo paga, así que lo suben para cobrar más a los que pagan. Una lógica tan injusta que castiga a los únicos que están haciendo las cosas bien.

Impuestos - JR Mora

Ya de por sí los impuestos directos son injustos. Te retienen parte de tu sueldo en forma de I.R.P.F. y luego te vuelven a cobrar impuestos indirectos cuando compras bienes de consumo. Súmale a esto que tu empresa paga por tu nómina mucho más de lo que tú cobrar porque también paga impuestos a la seguridad social.

Los liberales americanos defienden la bajada de impuestos por injustos. En eso si coincido con ellos (poco más), porque es injusto que a todos los trabajadores que cobramos una nómina, que somos asalariados, estamos “pillados” por Hacienda y sabe todos nuestros ingresos provenientes del trabajo. Pero los que logran rentas más altas tienen mil y un truco de ingeniería financiera para pagar mucho menos de lo que deberían.

Y ya no entro en juzgar la mezquindad de subir los impuestos por igual a todas las rentas. Que un producto suba un 3% de iva no afecta de igual manera a un trabajador que cobre 1.200€/mes que para uno que ingrese (en A o en B) más de 2.000€/mes. Además de que son un estímulo negativo porque no te invitana  trabajar más y ganar más dinero, ya que sabes que cuanto más ganes más te quitará el estado. Por eso todo el mundo trabaja en B cuando ya ha pasado de una cifra “razonable”.

El otro día me comentaba un compañero que tuvo una novia de Andorra, que allí casi no se pagan impuestos indirectos, y curiosamente hay dinero para las carreteras, el alumbrado público y el nivel de vida es mucho más elevado que aquí en España.

Pero claro, hemos vivido muchos años en un sistema socialista que se basa en recaptar impuestos “a los ricos” para pagar los servicios “de los pobres”. Cuando en realidad esta falacia se basa en todo lo contrario, exprimir a los pobres que tienen sus ingresos controlados por una nómina, y dejan total impunidad a las grandes fortunas que declaran mucho menos de lo que debería, ya sólo por solidaridad con el resto de ciudadanos.

Ojo, que siempre he defendido que me retengan impuestos para ayudar a la integración de personas en riesgo de exclusión social. Pero ya sabemos todos lo que jode cuando te enteras en qué se están gastando tus impuestos, verdad?

Share