No veo la tele, renuncié a ella de manera voluntaria hace unos 4 años cuando nació mi hija. Cuando digo que no la veo me refiero a que no veo prácticamente televisión en directo, ya sean canales de la TDT o de Digital+. Si decido ver algo tiene que ser alguna serie a la que estoy enganchado y que veo uno o dos capítulos por semana (Juego de Tronos y Mad Men).

El hecho de no tirarme en el sofá a tragarme la primera mierda que me ofrezcan en un canal basura me permite dedicar muchas más horas a otras aficiones como los blogs, la fotografía, la música o la lectura. No, no tengo aficiones rarunas ni soy un hipster.

Llevo una vida muy sencilla

El otro día lo hablaba con mi colega Sergio Pastor y llegamos a esa conclusión. Nos gusta la vida sencilla, sin lujos ni agobios por querer tener más que el vecino. Tengo claro que es el modelo de vida ideal para mi, no sueño con ser millonario ni con estar rodeado de lujo. Me gusta ver la vida pasar, disfrutar de mi familia, mi ritmo de vida, mis pequeños caprichos y dormir por las noches a pierna suelta sabiendo que no debo dinero a nadie (ni al banco).

Digo que no veo la tele y miento un poco, porque si que veo los partidos del Betis (en el ordenador) y alguna cosa más que cae por ahí. Lo que pasa es que ya no concibo sentarme a ver la tele. Lo veo como una completa pérdida de tiempo. Aunque hay días (como ayer) en los que ver la tele fue una experiencia la mar de divertida. Abrí la web de rtve.es para ver la final de Eurovisión, abrí mi cliente de Twitter y me puse el disfraz de maruja, poniendo tuits ácidos sobre los cantantes (y fantoches) que aparecían por el escenario. Y no fui el único de mi TL que hizo lo mismo. Fue una experiencia totalmente diferente y creo que es el futuro, de hecho ya es el presente, pero será también la realidad de mucha gente en un futuro a corto plazo.

Tuitear mientras ves la tele te retrotrae a las salas de chat del iRC Hispano

Ves algo en tv mientras conversas con otras personas que están viendo lo mismo que tú. Eso ya lo hacía yo en 1.998 y era sensacional, pero hoy en día con Twitter la experiencia se ha vuelto más global, hay mucho más talento en mi TL que en muchos escenarios llenos de monologuistas.

Ayer, te pongo un ejemplo, salía a cantar un tipo como el Noruego que desafinaba cosa mala. Los comentarios en Twitter eran ácidos, divertidos, ingeniosos y llevaban toda la mala leche del mundo. Pero es que te invitaba a participar en carnicería humana en que se había convertido esa actuación entre mis seguidos de Twitter. Es lo más parecido a lo que hacían nuestras abuelas cuando se sentaban al fresco en el pueblo y rajaban de los que pasaban por la calle. Que si mira qué pintas, que si vaya tela lo gorda que se ha puesto fulanita, que si es muy raro que ese niñato vaya con ese coche tan caro… Lo que viene siendo marujear entre amigas. Eso es lo que hicimos ayer, pero en lugar de hacerlo entre 4 viejas del pueblo lo hicimos entre cientos de marujonas en Twitter.

Y reconozco que en la vida real lo que haga y diga la gente me la suda bastante. Ni me interesa ni me despierta ningún tipo de crítica. No me escucharás jamás decirte que fulanito tal o cual. Lo que haga fulanito es cosa suya y no seré yo quien le juzgue. Otra cosa es que luego fulanito venga a tocarme los cojones llorando por lo mal que le van las cosas, cuando él siempre ha hecho lo que ha querido. Ya sabes que soy un pesado con el tema de asumir responsabilidades sobre los actos cometidos de forma voluntaria en edad adulta.

Pero una noche así, compartiendo observaciones con cientos de tuiteros, sobre un programa tan friki, tan kich, tan surrealista como el festival de Eurovisión, se lo recomiendo a cualquiera. Eleva la experiencia de consumir televisión a otro nivel.

Cuando digo que esta experiencia será el futuro de la televisión lo digo con algunas reservas. Los sistemas actuales que ya permiten tuitear mientras ves la tele se quedan cortos. Dan por hecho que sólo habrá una persona viendo la tele y que será por tanto sólo una la que tuitee en directo, no? Voto más por mandos a distancia unipersonales, y que cada uno interactuará con el sistema desde esa tableta, mando, pantalla o lo que sea. Pero que se vean tus tuits en pantalla no lo acabo de ver claro. Si estamos mi mujer, mi hija y yo tuiteando sobre la película o el programa que estamos viendo, qué TL se muestra en la tele? Veo lagunas al asunto, aunque está claro que los fabricantes van a apostar por ese sistema en cuestión de meses.