Hace ya algunos años hice un artículo sobre herramientas que sirvieran al país a salir de una incipiente crisis que comenzaba a dar la cara a principios del 2.008. Una de las apuestas ganadoras eran las empresas de ingeniería especializadas en energías renovables.

Hoy leo en la prensa que Acciona, empresa española líder en su sector, construirá el primer aerogenerador marino frente a las costas vascas:

El proyecto de I+D denominado HiPRWind, en el que participan diecinueve empresas de ocho países, consiste en el diseño e instalación de una plataforma eólica flotante, que estará anclada al lecho marino, y sobre la que se erigirá un aerogenerador Acciona de 1,5 MW de potencia. La compañía española, que es la responsable directa del diseño de la plataforma flotante, prevé su instalación, y la del aerogenerador que la coronará, en el segundo semestre del año que viene, 2013. La plataforma flotante, que estará a un kilómetro y medio de tierra firme, aproximadamente, será sujeta con cadenas al lecho marino, que en esa zona se encuentra a una profundidad de entre cincuenta y noventa metros.

Me parece una idea fabulosa, primero porque aporta algo que de verdad puede ayudar a cambiar el modelo productivo de España: apostar por la I+D+i. Disponer de un grupo de empresas con experiencia en tecnologías que se pueden exportar es lo que hace poderosas a países mucho más pequeños y con menos población que España, como son Holanda o Suecia.

Lo que muchos nos han vendido como una apuesta por la sostenibilidad se tomó sólo desde el punto de vista ecologista, pero en realidad estamos hablando de la sostenibilidad de un país que ha tenido históricamente un déficit de fuentes energéticas.

Este proyecto de Acciona debería ser un modelo para imitar, aporta valor añadido, tecnología punta, desarrolla un tejido industrial en torno al proyecto y las empresas que participan. Bravo por la iniciativa.