He dejado pasar la Semana Santa para entregar un premio que tuviera que ver con esta fecha del calendario católico. Y por suerte no he tenido que buscar demasiado para encontrar a un galardonado que ha hecho todo el mérito posible para recibir tan prestigioso premio. Voy a presentaros al nuevo flamante ganador:

Un actor brasileño que representaba a Judas quedó gravemente herido al ahorcarse por accidente durante la escena bíblica en que su personaje se cuelga tras traicionar a Jesús. El artista, identificado como Tiago Klimeck, se confundió al parecer de cuerda y quedó suspendido por varios minutos durante una presentación de “La Pasión de Cristo” en Itararé, en el estado de Sao Paulo. El hombre quedó inconsciente pero sus compañeros no reaccionaron de inmediato, porque creían que su estado era parte de la escena en que Judas se ahorca. Klimeck fue llevado de urgencias a un hospital, donde se encuentra en estado grave.

Ahora que lo pienso bien, no sé si darle el premio al gilipollas de la semana al pobre Tiago Klimeck o a sus compañeros que no reaccionaron en el momento.

Recuerden amigos, la próxima vez que vayan a representar a Judas en una obra de teatro asegúrense de qué cable tienen que colgarse. No por nada, por ahorrarnos el susto.