Llevas varias semanas intentando convencer a tu chica para ir a ver esa peli que llevabas tanto tiempo esperando para poder ver. Hoy es el último día y por fin te dice que si quiere ir al cine a verla. Al llegar a la sala te encuentras con un panorama cuanto menos “peliagudo”. Pues esto es, más o menos, lo que han vivido estas parejas al llegar a un cine de Bruselas y encontrarse en la sala a 200 moteros con muy mala pinta. ¿Qué harías tú? ¿Te quedas y ves la película? ¿Te largas y ya la comprarás en DVD? Veamos qué pasó con estas parejas, cómo reaccionaron en esta cámara oculta:


CarlsbergTodo se trata de una campaña de Carlsberg, que propuso un desafío al que muchos no se atrevieron a participar. Yo desde luego ni de coña me hubiera quedado en ese cine rodeado de tanto motero, aunque yo tenga pinta de serlo también, pero desde luego que no me habría atrevido a soportar sus bromas durante la película.

¿Has visto ya el video? ¿Qué habrías hecho en esa situación? Puedes dejar tu comentario en la fanpage de Carlsberg en Facebook.

Me parece una campaña de lo más divertida, sobretodo para los que aceptaron participar. Sus caras son un poema, seguro que esa experiencia no la van a olvidar en mucho tiempo.