La escultora Emma Hardy ha desarrollado una técnica única para mezclar en sus esculturas papel y cinta de embalaje. El resultado es espectacular, sin entrar a analizar la maestría de su trabajo, el acabado de las figuras es especialmente interesante y atractivo:

Vía | CM