Atentos que ésto os va a gustar (NSFW). Se trata del actor ruso Sam Nickel que se lanzó a lograr un nuevo record mundial:

Sobar 1.000 pares de tetas en honor del presidente Vladimir Putin

Básicamente Nickel pensó que el señor Putin es un hombre poderoso pero muy ocupado (y que está casado). Por eso no tiene tiempo de conocer más de cerca a sus votantes, ni podrá nunca entrar en “contacto” físico. Por eso Nickel que tiene mucho tiempo libre se dedicó durante un mes a sobar, acariciar, apretujar, palpar… las tetas a todas las chicas que se dejaran. Después estrechó la mano de Putin, “transmitiendo” todo lo que esa mano había acariciado.

El resultado fue un video que hará babear a más de uno que yo me sé. Amigos, un ruso sobando 1.000 pares de tetas!!!

Aquí hay gato encerrado. O las rusas son más liberales de lo que pensaba, o hay muchos rublos de por medio.
¿Alguien se atreve a hacer algo parecido en Madrid o Barcelona?