Muy buena esta broma de cámara oculta. Un tipo le pide a la gente que está sentada en un banco que vigile su coche que está aparcado en frente, pero en un abrir y cerrar de ojos el coche desaparece. No os cuento más, yo he soltado alguna risa: