Si, has leído bien el titular. Hace tiempo que ya circulaba el rumor de que se estaban comercializando unas cápsulas rellenas de las cenizas de los cadáveres de bebes muertos (aparentemente con el consentimiento de sus padres). Se comentaba que eran restos de abortos y muertes prematuras, que una vez incinerados los cuerpos, se encapsulaban para vender en el mercado chino, muy propenso a la compra-venta de remedios milagrosos.

En este caso las cápsulas prometen aumentar la estamina (la resistencia física) y según pudo comprobar un equipo de periodistas coreanos infiltrados, el 99,7% del contenido de esas capsulas era de origen humano. Incluso pudieron determinar el sexo del individuo donante, restos de pelo y uñas.

Lo que no han podido descartar es que en realidad lo que se está vendiendo es placenta humana que, tras pasar por un microondas industrial, queda deshidratada, luego se tritura y una vez en polvo se puede encapsular.

Qué noticia tan agradable, verdad? Le doy tanta veracidad como a cualquier otro hoax que circula por internet. Pero en este caso podremos tener más información mañana mismo, día en el que se estrena el trabajo de investigación de esos periodistas coreanos. Apuesto por una sobredosis de sensacionalismo por encima de las supercherías de la medicina tradicional china.

Vía | GS