Me decía mi abuela que ese gesto que tienen muchos hombres de poner los pies encima de la mesa habla mucho de la persona que lo hace. Si está sólo en una sala, tiene un pase, pero si hay compañía es de muy mala educación mostrar la suela del zapato a otra persona.

Bien, está claro que viendo algunas fotos del fotógrafo oficial de la Casa Blanca, podemos considerar a Barack Obama como un maleducado, y que cuando se vaya del salón oval tendrán que contratar a un charolista para que repase todos los muebles. No deja ni uno sin pisar: