Zheng Guigui es una joven de 19 años que vivía en un pequeño pueblecito de China y que hasta hace 3 años no había visto nunca un piano de verdad. En ese instante comenzó su pasión por el instrumento de las 88 teclas y ahora se atreve a dar conciertos en auditorios repletos de público.

Ah, perdona, se me olvidó decirte que Zheng tiene algo especial, mejor dicho, le falta algo especial: no tiene dedos en su mano derecha. Ya ves, una persona sin dedos es capaz de tocar al piano la pieza Souvenirs d’enfance del famoso Richard Clayderman.

Otro ejemplo de superación y tenacidad. Una gran bofetada sin mano (perdón por el chiste fácil) a los que nunca tuvimos constancia en aprender a tocar un instrumento, yo el primero que sólo toco las palmas y medio regular.

Vía | TDW