A estas alturas de la historia el que todavía no conozca a Marcelino Madrigal es que no usa mucho twitter o está alejado de las redes sociales.

Este ciudadano desarrolla desde hace varios años una labor desinteresada denunciando a individuos que pueblan las redes de Windows Live y Facebook, acosando a menores, exhibiendo e intercambiando material considerado como pornografía infantil.

Ya os he hablado de él en otros posts sobre el tema, pero ha tenido que esperar hasta hoy para que por fin un medio generalista le de voz para denunciar públicamente (más todavía) lo que sucede. Y no, no han sido ninguna de las emisoras de radio privadas de este país. Todas tienen completa información sobre el tema pero a ninguna le interesa mostrar estos peligros de la red, no sea que pierdan algún anunciante por el camino. Así que de lo que no interesa no se habla, y de lo que no se habla no existe, así de simple.

Pues por fin una emisora de radio ha dado un paso alante. Ha sido Juan Ramón Lucas, conductor del matinal En días como hoy, de RNE, la radio pública que no emite publicidad y por tanto no teme represalias de sus patrocinadores. El reportaje emitido esta mañana es estupendo, entrevistan a responsables policiales, al propio Marcelino Madrigal, directivos de las principales redes sociales que operan en España y toda clase de expertos. Lo más escalofriante del reportaje es el experimento que llevan a cabo en un chat, donde se registran con un nick indicando que tienen 14 años. En 40min ya tienen una conversación con un acosador, mayor de edad, que le propone tener cibersexo.

Ese riesgo existe aunque todos los gurús de internet se empeñan en describirlo como algo anecdótico, minoritario, restándole importancia por el número de casos como si fuera tolerable la existencia de tan sólo uno de ellos… Penoso.

Te dejo el reportaje completo, es en ocasiones muy desagradable por los contenidos que explican, pero es necesario que los padres conozcan esa realidad para prevenir futuros casos de acoso a sus hijos.

Gracias de nuevo a Marcelino Madrigal por su ardua labor desinteresada, además tiene que soportar insultos y desprecios por parte de la supuesta élite que maneja los hilos de las redes sociales, esos gurús que cuentan sus followers por miles y que aparecen en todas las salsas mediáticas.

Y al resto de emisoras que han despreciado la oportunidad de mostrar a sus oyentes este tipo de reportajes, algunas contactadas por mi mismo, sólo me queda deciros que habéis demostrado que ni os interesa contar la realidad ni mucho menos hacerlo si eso puede acarrear perjuicios económicos a la empresa que os da de comer.

Estoy especialmente defraudado con un programa en especial, en el que había puesto mucha ilusión por ser los más valientes, pero está visto que no, para ellos también la pela es la pela.

Vía | Mmadrigal.com